El administrador del Fideicomiso Central de Abasto (FIceda), Sergio Palacios Trejo, llamó a autoridades federales y locales a considerar este sitio como instalación estratégica del país que requiere una atención presupuestal específica.

Entrevistado, luego de la firma de un convenio para la salud mental de quienes trabajan y asisten a esas instalaciones, expuso que la Ceda no se atiende partiendo de la premisa de que es un fideicomiso privado, por el contrario, dijo, lleva a cabo la función que tiene un gobierno, que es el suministro y abasto de alimentos.

Desde esa perspectiva, consideró que no habido una participación del gobierno federal, porque hay que aclarar que este centro de abasto no es de la Ciudad de México, sino del país, “sirve y funciona para todos".

Comentó que ante este cambio legislativo y del Ejecutivo tanto federal como local, se hace un llamado para que se considere a la Ceda como una instalación estratégica del país que requiere una atención estratégica.

De igual forma, exhortó a los locatarios a considerar que es claro que quienes reciben el usufructo y las ganancias de las bodegas son ellos, por lo que deben considerar una inversión en un negocio que es privado.

Palacio Trejo mencionó que se han buscado mayores y mejores ingresos, porque prácticamente la situación financiera de la Central de Abasto es clara y conocida, y es que los ingresos y los egresos están prácticamente en su tope.

Expuso que en el tema de la repavimentación de los patios de maniobra, que es la problemática principal, está por firmarse un convenio con la Agencia de Gestión Urbana y la Secretaría de Desarrollo Económico, que es la cabeza de sector de la Central de Abasto, para que se pueda intervenir.

Es un proyecto que cuesta, si fuera una repavimentación integral, por arriba de los 400 millones de pesos.

Reconoció el respaldo del jefe de gobierno capitalino, José Ramón Amieva, porque en el lapso en que ha estado al frente de la administración atendió el problema de la inseguridad, al contratar a policías "en la medida en que nuestros recursos nos lo permitían, pero era muy limitado para el tamaño y características de la Central".

Aquí, resaltó, todos vienen o sale con dinero porque todos vienen a comprar o a vender. Hoy tenemos entre 309 y 350 policías todos los días; se entregaron 24 montoneras, además de las 10 que se habían entregado como Fideicomiso, más los 80 elementos que tiene contratados.

Comentó que de acuerdo con las estadísticas, hay menos de un delito de alto impacto denunciado al día.

En el evento, hubo un acto de protesta en el que varios locatarios lo acusaron de corrupción y a quienes les pidió que si tienen pruebas lo denuncien. Además, puntualizó que pronto habrá elecciones para designar nuevos comités, pero que ellos no cuentan con los requisitos para participar y esa es su molestia, según él.