Es fundamental seguir reforzando los mecanismos que permitan fortalecer el esquema de justicia abierta en el Tribunal Electoral federal, a fin de que su trabajo y su actuación sea más transparente ante la ciudadanía, coincidieron magistrados electorales de la Sala Superior.

Mónica Aralí Soto, Felipe de la Mata Pizaña y José Luis Vargas Valdez, señalaron lo anterior al participar en el Foro “Transparencia y rendición de cuentas, retos para una justicia abierta electoral”, que se llevó a cabo en La Paz, Baja California Sur.

La magistrada Soto Fregoso subrayó que a todos les queda claro que ya no es suficiente sólo hablar de transparencia, sino que hay que ir evolucionando a la demanda de lo que la sociedad requiere de sus autoridades y de sus instituciones para alcanzar la justicia abierta.

Al moderar los trabajos del Foro, indicó que un punto clave en este tema es establecer los mecanismos que permitan empoderar a la sociedad y garantizar que esté segura de que su voz va a ser escuchada y que las instituciones y autoridades atenderán sus demandas.

En su oportunidad, el magistrado Vargas Valdez señaló que, como juzgadores, deben entender que el punto principal de la justicia abierta es que la ciudadanía tenga acceso a la justicia, porque si no se empieza con ello no puede haber esa justicia abierta.

Por ello, agregó, desde que inició la actual integración, en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) se ha trabajado profundamente en lo que tiene que ver con impulsar sentencias claras, breves y en un lenguaje evidentemente ciudadano.

El magistrado señaló que se debe ejercer las prácticas de transparencia en la labor cotidiana, y que, incluso, las audiencias que se llevan con las partes, así como las sesiones privadas, deben tener un grado de publicidad.

“De ahí que yo he propuesto y estoy trabajando con mis compañeros para que nuestras audiencias, en las cuales acuden las partes, sean absolutamente públicas, puedan ser incluso videograbadas si gustan, y todo mundo pueda ver qué le dijeron al juez”, comentó.

Ello, de manera que haya una congruencia entre lo que se escucha, entre los argumentos y elementos que están en el expediente y lo que finalmente se vota o resuelve en una sentencia, planteó Vargas Valdez.

En tanto que el magistrado De la Mata Pizaña señaló que “la noción de gobierno abierto y de justicia abierta representa un paso que va más allá de lo que es la transparencia, ya que significa lo que sería la casa ciudadana de cristal”.

Subrayó que, al hacer una evaluación sobre los avances alcanzados, pareciera que la transparencia ya no es suficiente para los ciudadanos, ya que dicha transparencia fue el principio de esta temática, pero ahora “ya tenemos que dar un paso más”.