Hacer cine independiente es un acto de libertad, asegura el director y productor estadunidense Lloyd Kaufman, quien esta noche encabezará la marcha de las bestias, durante el Festival Internacional de Cine Fantástico, Terror y Ciencia Ficción: Feratum 2018.

“Generalmente las películas están controladas por conglomerados, porque considero que hacer cine independiente te da libertad, esto es algo que he comprobado durante el tiempo que he trabajado en esto”, declaró el realizador a los medios de comunicación.

Por esto afirma que es un honor liderar la citada marcha, porque esto es más significativo para él, que ganar un premio Oscar, ya que es representar a un festival que tiene amor al cine y un espíritu independiente.

Cabe destacar que Kaufman, es una de las figuras más relevantes de la industria fílmica estadunidense y mundial del cine de terror, fantástico y ciencia ficción.

Él es fundador de la productora y distribuidora independiente Tromma Entertainment, que se ha destacado en el medio por su alto volumen de sangre y humor.

Una cosa que ha aprendido durante sus 50 años dentro de la industria cinematográfica es que no se puede comprar el amor, afirmó este viernes el realizador invitado, quien ha trabajado en películas como “Rocky” y “El hombre químico”.

“En una película de millones de dólares lo que no puedes financiar es la recomendación de una persona a otra, por eso quiero agradecer a los fans de todo el mundo, porque Troma durante 44 años se ha sostenido gracias a eso, a la recomendación de boca en boca”, puntualizó.

Nuevamente dio las gracias por mantener la flama viva del cine independiente y lo “seguimos haciendo sólo por nuestros fans y estar en lugares como éste, en lo que compartimos ser visionarios e idealistas es así como juntos seguimos que siga floreciendo esta industria”.

“Quizá han escuchado que alguien quiere construir un muro, todo lo que puedo decir es que desde que llegué a este país, inmigrantes y todos me han recibido con los brazos abiertos”, mencionó al tiempo de señalar que este festival tiene un idealismo auténtico de amor al cine.