La Bolsa de Valores de Tokio cerró este viernes a su nivel más alto en ocho meses debido a que los inversores se sintieron alentados por el optimismo en Wall Street y por la reelección del primer ministro japonés, Shinzo Abe, al frente del partido gobernante.

El índice de referencia Nikkei de 225 emisiones ganó 195 puntos, 0.82 por ciento, para cerrar en 23 mil 869.93 enteros.

Las acciones ganadoras fueron lideradas por las empresas vinculadas a productos de petróleo y carbón, transporte marítimo, minería y seguros, reportó la agencia japonesa de noticias Kyodo News.

En medio de un estado de ánimo global de riesgo, el índice Nikkei de referencia extendió las ganancias en la tarde, respaldado por el máximo histórico del Dow Jones Industrial Average alcanzado el jueves.

"Las acciones japonesas registraron ganancias en el mercado de Wall Street, ya que las fuertes preocupaciones anteriores sobre una brecha comercial entre Estados Unidos y China han retrocedido levemente", señaló Mitsuo Shimizu, estratega de acciones de Aizawa Securities

El mercado de Tokio también fue apoyado por la victoria de Abe en las elecciones presidenciales del Partido Democrático Liberal el jueves, lo que alimentó las expectativas de que se puedan implementar más medidas económicas en los próximos meses.

"El triunfo de Abe significa que habrá estabilidad política por alrededor de tres años (en el gobierno de Japón)", manifestó Shimizu.

"El mercado está respaldado por varias noticias positivas, aunque persisten las preocupaciones sobre una guerra comercial", acotó por su parte Seiichi Suzuki, analista de mercado en Tokai Tokyo Research Institute, en referencia a la disputa comercial entre Estados Unidos y China.

Un yen más barato y un repunte en las acciones chinas también respaldaron al mercado japonés, dijeron analistas.

En el Mercado de Cambios de Tokio, la moneda estadunidense se cotizaba entre 112.68 y 112.70, es decir, 0,48 yenes por encima de su valor del jueves.

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) ganó 16.42 puntos y se ubicó en mil 804.02 unidades, mientras la Segunda Sección subía 36.84 puntos y se colocó en siete mil 365.57 unidades.

Por otra parte, los mercados de China cerraron al alza, ya que los inversores esperaban que Beijing ayudara a impulsar el consumo interno en medio de la continua incertidumbre sobre el comercio mundial.

Las acciones de las empresas de bienes de consumo de China subieron según las expectativas de aumento de las ventas, luego de que el Consejo de Estado de China emitió directrices para aumentar el potencial de consumo del país.

Un índice de seguimiento de las principales empresas de consumo aumentó un 1.76 por ciento.

China espera que Estados Unidos muestre sinceridad y tome medidas para corregir su comportamiento, indicó el ministerio de Comercio, después de que ambos países aplicaran nuevos aranceles sobre los bienes de cada uno esta semana en una escalada de la guerra comercial.

La administración del presidente estadunidense Donald Trump impuso sanciones al ejército chino por la compra de aviones de combate y sistemas de misiles desde Rusia en contravención de una ley de sanciones de Estados Unidos.

El Shanghai Composite Index subió 68.24 puntos (2.50 por ciento) para cerrar en dos mil 297.49 unidades.

A su vez, el Shenzhen Component aumentó 175.29 puntos (2.13 por ciento) para ubicarse en ocho mil 409.18 unidades, informó la agencia Xinhua.