Arizona podría cerrar albergues de menores migrantes por casos de abuso

Arizona notificó a Southwest Key, una organización que opera un centenar de albergues para menores migrantes en todo Estados Unidos, que podría revocar las licencias de sus refugios en la entidad...

Arizona notificó a Southwest Key, una organización que opera un centenar de albergues para menores migrantes en todo Estados Unidos, que podría revocar las licencias de sus refugios en la entidad, por fallas en la verificación de los antecedentes de sus empleados.

"La falta de capacidad de Southwest Key para entregar un informe sobre las protecciones críticas que estos niños tienen contra delincuentes peligrosos demuestra una total indiferencia por la ley de Arizona", dijo Cara Christ, directora del Departamento de Servicios de Salud de Arizona (ADHS).

La funcionaria envió miércoles una carta al director general de Southwest Key, Juan Sánchez, para notificarle sobre el tema.

El Departamento de Servicios de Salud de Arizona investigó todas las instalaciones de Southwest Key en esta entidad, después de que se recibieron reportes de abusos sexuales.

Southwest Key "no pudo resumir múltiples quejas sobre exceso de capacidad, falta de informes a la policía, calificaciones del personal, y la seguridad y cuidado de niños en Southwest Key", señaló Christ en un informe al gobernador Doug Ducey, enviado el mes pasado.

Christ anotó que se detectaron problemas con los controles de antecedentes de los empleados, especialmente en Tucson, donde los inspectores determinaron que a ocho trabajadores no les habían tomado sus huellas dactilares.

Se suponía que Southwest Key proporcionaría al estado de Arizona, antes del 14 de septiembre, información sobre sus esfuerzos para auditar y verificar todas las tarjetas de autorización de huellas dactilares de los empleados actuales y los requisitos mínimos de capacitación.

La información proporcionada al estado sobre alrededor de dos mil empleados no solo fue tardía, sino que se consideró deficiente e inaceptable, lo que, a juicio de Christ, mostraba la "incapacidad y falta de voluntad de la organización para comprender las leyes de licencia más básicas de Arizona".

Entre otras cosas, Christ dijo que el informe provisto por Southwest Key consistía en hojas de cálculo incongruentes, llenas de nombres y fechas, pero sin un contexto que permitiera al ADHS interpretar la información.

En una declaración por escrito, el portavoz de Southwest Key, Jeff Eller, se disculpó por haber perdido la fecha límite para la presentación de informes y aseguró que estaban "decididos a garantizar que eso nunca vuelva a ocurrir".

Eller dijo que solicitaron reunirse con los líderes de ADHS lo antes posible para manifestarles "que tenemos una fuerte asociación con la agencia. Seguimos comprometidos a cumplir con todos los requisitos de licencias de Arizona".

Southwest Key, con sede en Texas, constituye el mayor proveedor de servicios de albergue para menores migrantes no acompañados en el país, con un centenar de ese tipo de instalaciones alrededor del país, 13 de los cuales se encuentran en Arizona.

En fechas recientes, las autoridades han encontrado incidentes de agresión sexual y abuso en algunos de los 100 refugios que atienden a niños migrantes en 17 estados, incluidos los de Arizona.

Levian Pacheco, extrabajador de Southwest Key en Mesa, Arizona, fue declarado culpable de una decena de cargos de abuso sexual a menores, cometidos contra ocho adolescentes de un albergue durante un periodo de casi un año. El hombre fue contratado sin una verificación de antecedentes.

Otro miembro del personal fue arrestado y acusado de abusar sexualmente de una niña de 14 años este año, según The Arizona Republic.

Otros informes incluyen acusaciones de relaciones inapropiadas con el personal, contacto sexual entre menores y acoso escolar.