Fomentar cultura de prevención en las empresas, plantea OCCMundial

A un año de los sismos de septiembre de 2017, es importante recordar y retomar el aprendizaje que dejaron esos sucesos que pusieron en riesgo tanto el patrimonio personal y familiar, como el...

A un año de los sismos de septiembre de 2017, es importante recordar y retomar el aprendizaje que dejaron esos sucesos que pusieron en riesgo tanto el patrimonio personal y familiar, como el corporativo, por lo que los empresarios deben tomar en cuenta diversos aspectos para proteger sus negocios, pero, sobre todo, el capital humano.

Así lo señaló OCCMundial, el Centro de Carrera Profesional, empresa con más de 22 años en nuestro país en materia de empleo, al recomendar que se debe poner énfasis en la cultura de la prevención, con la finalidad de evitar daños o disminuir sus consecuencias.

También, dijo, ser responsables con las medidas de protección civil, como realizar simulacros y revisar las instalaciones y el mantenimiento del inmueble de manera constante y, en especial, después de un desastre natural, sin importar el tipo.

Indicó que debido a la responsabilidad civil que se tiene con los empleados se requiere contar con seguros que permitan afrontar cualquier daño que puedan sufrir ellos o sus bienes en el desarrollo de sus actividades diarias. En ese sentido, los líderes deben de anteponer siempre la seguridad y bienestar de las personas en momentos de emergencia.

Apuntó que como cabeza de una organización se debe de ser responsable de salvaguardar el futuro del negocio al contar con seguros que protejan el patrimonio, incluidos el propio edificio o espacio comercial, los productos que se comercializan o la maquinaria y el mobiliario, equipo tecnológico, coches, camiones, entre otros.

De manera adicional, agregó, se recomienda que a través de los canales de comunicación, como correo electrónico, pantallas, intranet, pizarrones, corchos, posters, se brinden consejos para que los empleados estén preparados en momentos de contingencia.

Expuso que es necesario conservar la calma; buscar lugares seguros, como columnaso muros estructurales; alejarse de ventanas, libreros, espejos, vitrinas y cualquier mueble que pueda caerse; hacer un plan de evacuación, dar a conocer las señalizaciones y la ruta de salida más cercana.

Así como no utlizar el elevador, salir por las escaleras ordenadamente, sin correr; una vez afuera, ubicar el punto de reunión y juntar a todo el equipo de trabajo; contar con teléfonos de emergencia; tener siempre visible un listado de los teléfonos de bomberos, línea 911, Cruz Roja, Locatel, control de fugas y protección civil. 

Subrayó que no importa el tamaño de la empresa (micro, pequeña, mediana o grande), se debe de tener un equipo asignado como brigadistas, cuya labor es apoyar y ayudar a los colaboradores, procurando su bienestar, diciéndoles qué hacer en caso de emergencia y guiándolos a las zonas de seguridad y puntos de reunión.

Siempre es buen momento para formarlo con los mismos empleados y brindarles capacitación en primeros auxilios, sismos, incendios y otros desastres para así estar 100 por ciento preparados para cualquier contingencia.