La comisionada Política del Partido del Trabajo (PT) en la Ciudad de México, Magdalena Núñez Monreal, consideró que el gobierno federal y local se enfrentarán al reto de abatir los índices de crecimiento del número de adolescentes embarazadas tanto en la capital como en todo el país.

Subrayó que la importancia de atender este tema radica en que las complicaciones durante la gestación y el parto son la segunda causa de muerte entre jóvenes menores de 19 años.

Además, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud, de 2012 a 2016 nacieron más de nueve mil 555 bebes, de niñas de entre 10 y 14 años de edad; mientras que organizaciones sociales señalan que México se encuentra entre los primeros lugares en el mundo con este problema, subrayó.

“Ciertamente los embarazos ponen en riesgo la vida de las jóvenes más vulnerables, pero también les impide salir de la pobreza o puede dificultarles convertirse en mujeres empoderadas al no poder continuar sus estudios y sus planes de una vida mejor. Lo más lamentable es que en pleno siglo XXI nuestra población desconozca los métodos anticonceptivos o le falte información”, destacó.

Núñez Monreal aseveró que este fenómeno está directamente relacionado con el aumento de peligro de abortos peligrosos que ponen en riesgo la vida de las niñas.

Asimismo, coincidió con la apreciación de especialistas en el tema que aseguran que gran parte del problema reside en una educación y comunicación poco eficaz con las adolescentes sobre la sexualidad.

En un comunicado, la comisionada Política del Partido del Trabajo en la Ciudad de México destacó que las estrategias del gobierno deberán ser eficientes y expeditas, ya que incluso a nivel mundial se embarazan más de 16 millones de adolescentes de entre 15 y 19 años, mientras que cerca de un millón de niñas menores de 15 años dan a luz cada año.