El presidente surcoreano, Moon Jae-in, afirmó hoy que el líder de la vecina Corea del Norte, Kim Jong-un, está listo para la desnuclearización de su país y para celebrar una segunda cumbre con el mandatario estadunidense Donald Trump en fecha próxima.

En un discurso a la nación para informar del resultado de su tercera cumbre con Kim, el mandatario de Corea del Sur dijo que su homólogo norcoreano está listo para acelerar la desnuclearización de su país a cambio de garantías de seguridad por parte de Estados Unidos, razón por la que quiere una segunda cumbre con Trump.

"El presidente Kim expresó su deseo de completar la desnuclearización en una fecha temprana y centrarse en el desarrollo económico", destacó Moon esta noche (tiempo local) a su regresó a Seúl, después de un viaje de tres días a Pyongyang para su tercera cumbre bilateral con Kim.

El mandatario surcoreano reveló que recibió un mensaje adicional del presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, durante su reunión en la Casa de Huéspedes del Estado Paekhwawon en Pyongyang, para el presidente estadunidense.

Moon comentó que, entre lo que discutieron hay elementos que no se incluyeron en la declaración conjunta emitida el miércoles en Pyongyang, denominada “Declaración de Septiembre”, que establece los pasos hacia la desnuclearización, para mejorar sus relaciones y aliviar la tensión en la región.

Destacó que Kim planea entregar al gobierno de Estados Unidos detalles de sus compromisos de desnuclearización si en el futuro visita ese país y/o vuelve a mantener una cumbre con Trum, según un reporte de la agencia de noticias Yonhap.

El presidente Moon tiene previsto visitar Nueva York la próxima semana para asistir a la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), por lo que su oficina, Cheong Wa Dae, contempla que él y Trump se reúnan el próximo lunes.

La oficina de Moon informó con anterioridad, que durante su reunión en Pyongyang, los dos líderes coreanos sostuvieron diálogos privados destinados principalmente a superar un estancamiento en los diálogos de desnuclearización entre Corea del Norte y Estados Unidos.

El estancamiento se produjo a fines del mes pasasdo, después de que el presidente Trump canceló la visita programada de su secretario de Estado, Mike Pompeo, a Corea del Norte, argumentando la falta de progreso en el proceso de desnuclearización norcoreana.

En su cumbre con Moon, el líder norcoreano acordó desmantelar de manera permanente el único recinto de pruebas de motores de misiles y plataformas de lanzamiento de su país en Dongchang-ri en presencia de expertos internacionales, destacó la agencia oficial de noticias surcoreana.

Además, el líder norcoreano propuso también desmantelar la principal instalación nuclear del Norte en Yongbyon, si Washington toma las medidas correspondientes para garantizar su seguridad.

Moon confirmó que Corea del Norte desmanteló completamente su recinto de pruebas nucleares de Punggye-r y afirmó que el líder norcoreano le señaló que su país ya no puede realizar pruebas nucleares y que ello podría verificarlo en cualquier momento.