Las condiciones climatológicas provocaron el retraso de casi 5 horas del vuelo Huatulco-Ciudad de México, donde viajaba el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, tras visitar los municipios de Ixtepec y Juchitán en el estado de Oaxaca.

Argumentando la suspensión de operaciones de manera temporal por las condiciones climatológica, entre los pasajeros afectados se encuentran los del vuelo VB3487 donde viajaba el presidente electo.

En entrevista, Andrés Manuel López Obrador señaló que ésta situación no lo hará cambiar de opinión y no se subirá al avión presidencial. “Me daría pena se me caería la cara de vergüenza subirme en un avión lujoso en un país con tanta pobreza”.

Al ser abordado en su asiento en el avión antes de bajar, señaló: “además estoy aquí con ustedes platicando, son ustedes muy solidarios”.

Añadió que poder es humildad, y solo tiene sentido y se convierte en virtud cuando está al servicio de los demás. “Entonces nada, “Entonces nada de fantocherías, se acabó ya el que haya políticos fanfarrones, prepotentes, fantoches”.