La Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) suspendió temporalmente la venta de alimentos en la vía pública en Los Cabos, La Paz y Comondú por los derrames de aguas negras que provocaron las lluvias.

La titular de la dependencia, Blanca Pulido Medrano, explicó que la aplicación de esta medida será habitual cada que se presenten lluvias copiosas, ya que estas provocan colapsos y vertimientos de drenaje que incrementan los riesgos por infecciones diarreicas agudas.

Indicó en un comunicado que la suspensión será generalizada este miércoles en estos tres municipios, a reserva de que en los días posteriores pueda retomarse la venta de alimentos en donde no se presenten derrames y los comerciantes hayan realizado labores de higiene.

Esta prohibición temporal es para puestos semifijos, no obstante, el llamado para comercios fijos con venta de alimentos es aplicar medidas de saneamiento básico en sus establecimientos para que laboren en condiciones higiénicas y protejan con esto a los consumidores.

La titular de Coepris puntualizó que durante tres días se recomienda a la población no realizar actividades recreativas en la bahía de La Paz por los desechos que hayan arrastrado las avenidas de agua.