Recuerda movilización de damnificados a víctimas de Chimalpopoca

Poco antes de las 18:00 horas, Damnificados Unidos de la Ciudad de México y por lo menos otros siete contingentes arribaron a la fábrica textil de la calle Chimalpopoca, en la colonia Obrera, donde...

Poco antes de las 18:00 horas, Damnificados Unidos de la Ciudad de México y por lo menos otros siete contingentes arribaron a la fábrica textil de la calle Chimalpopoca, en la colonia Obrera, donde hace un año varias mujeres costureras perdieron la vida.

Una de las mujeres que perdió a su familia en el multifamiliar de Tlalpan, Gabriela Guzmán, entregó una cruz de flores a nombre de las víctimas del Edificio 1C del Multifamiliar Tlalpan y Damnificados Unidos a Fernando Sánchez, hijo y hermano, respectivamente, de María Teresa y María Elena, quienes fallecieron en este predio.

Poco antes de colocar juntos esta cruz a la entrada del predio que en la actualidad alberga girones de ropa y restos de basura, Fernando Sánchez señaló que “a un año las cuestiones legales no han sido resueltas y hace falta la empatía de las autoridades”.

“De verdad necesitamos su apoyo para terminar con esto, para poderle dar vuelta a la página y seguir con nuestras vidas lo mejor posible; por supuesto es difícil pero aquí nos quedamos para esto, gracias por acompañarnos en esta lucha”, señaló.

Acompañados por diversas personas que enarbolaban el puño en alto, en señal de respeto a quienes perdieron la vida en ese lugar, colocaron una corona de flores en el predio donde hasta hace un año había una fábrica textil y ahora ostenta aún restos de vida en modo de girones de tela, cubetas, basura y olvido.

Fernando externó que a un año de cargar con la pena de las ausencias y el dolor de quienes siguen viviendo en la calle, “nuestras autoridades cambiaron de lugar, pero seguimos igual (...) Necesitamos dar vuelta a la página y vivir lo mejor posible”.

El vocero del contingente recordó a las víctimas que murieron bajo los escombros de esa fábrica que “aquí, como en el resto del país, la mayor parte de las víctimas eran mujeres “.

Posterior ha dicho acto, las personas continuaron su marcha sobre la Avenida Fray Servando Teresa de Mier, rumbo al Zócalo capitalino, custodiados por elementos de la policía capitalina, quienes realizaban los cortes de vialidad correspondientes, conforme avanzaba el contingente.

Media hora después de las cinco de la tarde, el contingente había dado vuelta en la calle de Lucas Alamán, en la colonia Obrera, con consignas como “vivienda sí, créditos no”; “dónde está el dinero que el mundo nos donó; con eso nos alcanza para la reconstrucción”.

Con cubetas en modo de tambor y rechiflas, el colectivo de la unidad habitacional Cananea, damnificados de la colonia La Planta, Iztapalapa, y otros pequeños grupos de manifestantes, solicitaban recursos para la reconstrucción de sus viviendas, mientras eran resguardados por elementos de la policía de tránsito.

Con el transcurrir de la tarde se fueron sumando contingentes y las consignas ya no sólo eran por la solución de los problemas de vivienda de los afectados por el sismo, sino también para pedir la salida de los porros de la UNAM, el esclarecimiento del caso Iguala y otros problemas que no han sido solucionados.