La Unión Nacional de Trabajadore (UNT) consideró necesario establecer acciones para mejorar el poder adquisitivo del salario, elaborar iniciativas de ley sobre la canasta alimentaria con productos de precios controlados y eliminar los límites a la deducción fiscal de los gastos de previsión social.

En su Agenda Sindical para Impulsar la Unidad del Movimiento Obrero también planteó otorgar subsidios a los trabajadores de bajos ingresos para obtener créditos hipotecarios de interés social y una ley para crear un sistema nacional de empleo, de competencias, de deducción fiscal a los gastos de previsión social entre otros que permitan fortalecer el poder adquisitivo de los salarios.

Asimsimo, la UNT exigió el respeto a la contratación colectiva con igualdad de derechos para todos los trabajadores e implantación de la semana de 40 horas con pago de 56.

Comentó que se tienen que generar políticas públicas para crear empleos decentes conforme el criterio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que contemplen los impactos laborales provocados por los cambios tecnológicos, así como impulsar el Seguro de Desempleo a nivel nacional.

También planteó la creación de un órgano autónomo para la determinación de los salarios, productividad y reparto de utilidades en sustitución de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos.

Exigió la ratificación de todos los convenios en materia laboral por el Senado aprobados en la OIT, principalmente el 81, 98, 156, 183 y 189, además el cumplimiento de los gobiernos federal y estatal del respeto al trabajo decente, la libertad sindical, contratación colectiva y derecho de huelga.

Respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) consideró que éste debe mantener su carácter de acuerdo trilateral, y que se fortalezcan el sentido vinculante del respeto a los derechos laborales en los tres países que lo integran y la protección de los derechos de las personas migrantes.

Entre otras cosas, también, pidió cumplir con lo establecido en la Ley Federal del Trabajo para garantizar la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres, que combata todo tipo de discriminación laboral y erradicar el trabajo infantil.

Construir un sistema integral de seguridad social que recupere su carácter solidario, público y universal de la seguridad social y de los fondos de pensiones que homologue al alza los derechos de las y los trabajadores de este sector.