El secretario de Salud, José Narro Robles, inauguró hoy el Centro Estatal de Diagnóstico y Capacitación en Autismo y la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes en San Luis Potosí, para brindar atención especializada a los menores más necesitados del país, que viven en condiciones adversas en materia económica, de salud o social como la migración.

En la ceremonia resaltó que este esfuerzo protege los derechos de los menores y amplía el acceso a servicios de atención médica de problemas de salud que hasta hace algunos años pasaban inadvertidos, como el espectro autista.

Dijo que estas instalaciones son resultado del compromiso de los gobiernos federal y estatal, y de la sociedad, con quienes más lo necesitan. “Aún falta mucho por hacer, pero la trayectoria se inicia dando los primeros pasos y ya los hemos dado”, agregó el funcionario, de acuerdo con un comunicado de la dependencia.

Por su parte, el titular del Titular del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), Jesús Naime Libién, destacó que con el apoyo de la Secretaría de Salud se implementó un registro nacional de peso y talla en población escolar de nivel básico, con el objetivo de mejorar su nutrición e identificar oportunamente algún problema de autismo.

Asimismo, detalló que en tres años, la Procuraduría de Niños, Niñas y Adolescentes de San Luis Potosí ha atendido a tres mil menores migrantes no acompañados, y ha ofrecido más de 16 mil 700 servicios de protección.

Mientras que la presidenta de la Junta Directiva del Sistema DIF de San Luis Potosí, Lorena Valle Rodríguez, informó que el Centro Estatal de Diagnóstico y Capacitación Autismo DIF atiende a 586 familias potosinas que cuentan con un integrante que presenta este trastorno.

Con este centro especializado, se les podrá garantizar una mejor calidad de vida familiar, escolar y laboral.

Comentó que el nuevo edificio de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes es un espacio digno, incluyente y accesible, en donde se brindarán más de 17 mil servicios al año, en un ambiente confidencial en materia psicológica, representación jurídica, servicios de bienestar familiar, restitución de derechos, medidas de protección especial y migración.