El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), consideró que en la próxima administración federal será necesario fortalecer la estabilidad macroeconómica para que los recursos externos fluyan con mayor dinamismo.

"Ese debe ser el principal objetivo de las nuevas autoridades para el largo plazo, con el objetivo de mejorar el bienestar de las familias", apuntó el organismo del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

A pesar de la situación por la que atraviesa la población migrante en Estados Unidos, indicó que nuestros connacionales envían una cantidad importante de recursos a sus familias residentes en México y que hoy representan 95 por ciento del total que ingresa a nuestro país.

Cifras de Banco de México (Banxico) revelaron que en el periodo enero-julio se sumaron 19 mil 911 millones de dólares por concepto de remesas, lo que significó un incremento de 11.4 por ciento respecto al mismo lapso del año pasado.

Con este ritmo de crecimiento de dos dígitos registrado durante los últimos cuatro meses, "no sería extraño que al cierre del año pudiese colocarse como la segunda fuente de recursos externos", pronosticó.

El CEESP indicó que el turismo es otra fuente de recursos importante para nuestro país, al representar la entrada de 21 mil 336 millones de dólares en 2017 y, de acuerdo con la Organización Mundial de Turismo (OMT), México se ubicó en el sexto lugar como uno de los países más visitados.

Si bien algunos centros turísticos resultaron afectados debido a la alerta de viaje emitida por Estados Unidos, al registrar en julio una disminución anual de 2.2 por ciento de los ingresos totales, las divisas obtenidas hacia finales del años pudiesen ser ligeramente mayores a las de 2017, apuntó.

"Pero habrá que hacer esfuerzos para revertir los niveles de inseguridad que han afectado esta actividad tan relevante para nuestro país y poder fortalecer esta fuente de recursos", acotó en su Análisis Económico Ejecutivo.

En los recursos petroleros provenientes del exterior también se ha tenido una recuperación importante desde principios del año pasado, por lo que el valor total de las exportaciones sumó 17 mil 824 millones de dólares durante los primeros siete meses de este año.

Dicha cifra, precisó, fue cinco mil 304 millones de dólares mayor a la del mismo periodo de 2017, lo que representó un incremento de 42.4 por ciento.

Expuso que el aumento del precio internacional del barril de petróleo ha sido la razón principal de este comportamiento, pero la plataforma de exportación de crudo se sigue reduciendo.

Sólo el volumen de crudo exportado fue de 1.156 millones de barriles por día en julio pasado, lo que significó un nivel inferior en 99 mil barriles diarios al del año pasado.

En cuanto a los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED), que es la segunda fuente de recursos externos para nuestro país, al segundo trimestre del año entraron 17 mil 842 millones de dólares, cifra inferior en mil 223 millones de dólares de la reportada en igual lapso del año pasado.

Refirió que los inversionistas aumentaron su cautela por el proceso electoral de México y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y anticipó que la tendencia a la baja continuará hacia el tercer trimestre del año no sólo por el acuerdo comercial, sino también debido a los anuncios de las nuevas políticas del gobierno entrante.