La comunidad mexicana en Miami celebró con comida típica y música de mariachi la fiesta del Grito, que conmemora el 208 Aniversario de la Independencia de México.

El gimnasio Theodore R. Gibson, del Miami Dade College de Kendall, lució adornado con papel picado tricolor para recibir a cientos de mexicanos y diplomáticos acreditados en el festejo organizado por el Consulado General de México en Miami.

Una docena de restaurantes con comida típica mexicana como Los Magueyes y Las Cazuelas, que operan en el sur de Florida, sirvieron desde tacos hasta tradicionales bebidas que hicieron las delicias de los asistentes.

Tamales de mole, tacos al pastor, de cochinita pibil, agua de horchata, conchas y buñuelos evocaron a los mexicanos su tierra anorada.

La colorida celebración contó además con bailables tradicionales y juegos, así como la música del mariachi de los niños de la Academia Mexicana de Homestead, y las notas del son jarocho del grupo Ameyal.

La celebración también sirvio para promover el turismo mexicano.

El festejo que fue suspendido el año pasado por la devastación tras el paso del huracán Irma, rindió en esta ocasión un homenaje a la doctora educadora cubanoamericana Margarita Pinkos de la Junta Escolar de Palm Beach, con el premio Ohtli, que es el mayor reconocimiento que hace el gobierno de México a un extranjero por su labor en empoderar a la comunidad inmigrante.

El Consul Saavedra destacó “el apoyo y la entrega” que Pinkos ha brindado a la comunidad inmigrante mexicana.

Después, el Cónsul Saavedra encabezó la ceremonia del tradicional "Grito de Dolores" en punto de las 20:30 horas locales (00:30 GMT del domingo) .

Las notas del Himno Nacional Mexicano retumbaron en el auditorio y Saavedra arengó a la comunidad al grito de “¡Viva México!”, en remembranza de la gesta independentista que encabezó el cura Miguel Hidalgo hace 208 años.