Es un gran honor poder cantar en una fecha tan importante para los mexicanos como es el 15 de septiembre, afirmó el tenor Fernando de la Mora.

En entrevista, el destacado cantante del bel canto aseguró que cantar es un privilegio, pero si a eso se añade el 15 de septiembre se agrega el gozo de celebrar a México.

De la Mora, quien se ha presentado en importantes salas de conciertos de varios países, comentó que es importante para los mexicanos no olvidar que México es un gran país.

“Somos muchos más los buenos que los malos y hay cosas muy positivas que ha ganado el país; aunque falta mucho, seguimos siendo cabeza por encima de muchos países de Latinoamérica”, consideró.

Previamente a su presentación en la explanada de la delegación Tláhuac, explicó que “es importante de dejar de culpar a los demás por lo que sucede en México y empecemos cada uno voltear hacia nosotros mismos, qué es lo que no está bien, para que las cosas cambien a partir de cada uno de nosotros”.

El tenor Fernando de la Mora, quien debutó en el Palacio de Bellas Artes en 1986, ofreció y deleitó en concierto con su tesitura de voz al gran número de personas que se dio cita en la explanada de la delegación Tláhuac para celebrar el Grito de Independencia.

Considerado como una de las mejores voces de México, Fernando de la Mora, acompañado por Gonzalo Remeu y el Mariachi Águilas de México, ofreció a los asistentes un programa de música mexicana.

El intérprete, quien ha pisado escenarios como el Metropolitan Opera en Nueva York y la Opera de Viena, cantó emblemáticas canciones de destacados compositores de la talla de José Alfredo Jiménez, Rubén Fuentes, Tomás Méndez, María Grever, Agustín Lara, Armando Manzanero y Juan Gabriel, que fueron aplaudidas.

El público no perdió el tiempo y disfrutó de este magno concierto en compañía de sus familias, y de una verbena popular donde vendedores ambulantes ofrecieron antojitos mexicanos.