Tapeteros mexicanos llevan arte a Chicago para conmemorar Independencia

El efímero arte de la elaboración de tapetes y alfombras con aserrín, flores y arena, que ha distinguido a los artesanos de Uriangato, en el estado de Guanajuato, fue traído a Chicago para enmarcar...

El efímero arte de la elaboración de tapetes y alfombras con aserrín, flores y arena, que ha distinguido a los artesanos de Uriangato, en el estado de Guanajuato, fue traído a Chicago para enmarcar con una de estas obras las festividades locales por la Independencia de México.

Dos “tapeteros” de la comunidad mexicana de Uriangato, Víctor Hugo Juárez y Benito Juárez, viajaron esta semana a Chicago, Illinois, invitados por los miembros de la Casa Club Yuriria-Chicago, para elaborar un tapete en esa instalación.

Víctor Hugo y Benito trabajaron durante varias horas para teñir la arena de diferentes colores y distribuirla luego sobre el piso para formar una imagen.

El tapete creado por los artesanos de Uriangato muestra a un hombre y una mujer abrazados con las banderas de México y Estados Unidos cubriéndoles las espaldas, mirando el horizonte en un ambiente desértico en el que se observa un nopal y un saguaro.

En entrevista con Notimex, Víctor Hugo explicó que la idea del tapete era plasmar los lazos que unen a los dos países, la inmigración con familias en ambas partes de la frontera, las deportaciones, el desierto.

Esta es la primera vez que el arte de los tapetes de Uriangato es mostrado en Chicago y se da a un mes de que un equipo de 18 artesanos de esta comunidad, incluyendo a Víctor Hugo y Benito, elaborara una extensa alfombra de flores que cubrió la Gran Plaza de Bruselas, en Bélgica.

Víctor Hugo explicó que este tipo de arte es cada vez más demandado en el mundo y los artesanos de Uriangato han estado viajando a diversos lugares a plasmarlo.

La tradición de la elaboración de alfombras y tapetes surgió en Uriangato como una ofrenda religiosa, para honrar a San Miguel Arcángel.

Cada 6 de octubre, decenas de “tapeteros” se dedican a elaborar alfombras y tapetes a lo largo de una ruta para celebrar el paso del Arcángel San Miguel por las calles de Uriangato.