En la administración federal que está por concluir, se sentaron las bases para que el sector pecuario nacional tenga un desarrollo exitoso y responda a los retos del futuro a nivel nacional e internacional, afirmó la Secretaría de Agricultura.

El coordinador general de Ganadería de la dependencia, Francisco José Gurría Treviño, resaltó que para el año 2022 la demanda de proteína animal en el mundo crecerá en 25 por ciento, para llegar a alrededor de 320 millones de toneladas.

Ante este panorama se tendrá que abastecer de productos cárnicos como res, cerdo y pollo a los casi ocho mil millones de personas a nivel mundial, a quienes se les tendrá que garantizar un sano desarrollo físico y mental.

Afirmó que por ello la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) ha sentado las bases para que la producción de alimentos en México avance a buen ritmo y los productores tengan más y mejores oportunidades de desarrollo económico y generar empleos cada vez mejor remunerados.

Al clausurar el Encuentro Internacional de Jóvenes hacia el 2030, en representación de secretario Baltazar Hinojosa Ochoa, en Acapulco, Guerrero, expuso que en 1960 la producción de proteína animal era de apenas 48 millones de toneladas, entre res, cerdo y pollo, principalmente.

Sin embargo, en el 2017 la producción llegó a 260 millones de toneladas y para el 2022 tendrá que ser de al menos 320 millones para garantizar el abasto mundial, destacó ante más de 500 jóvenes de 26 países como Canadá, Estados Unidos, Costa Rica, Colombia, Puerto Rico, China, Venezuela, Perú, Paraguay y México.

Dijo que esta perspectiva abre grandes posibilidades de negocio a los pequeños, medianos y grandes productores nacionales para incorporarse aún más en los mercados internacionales, informó en un comunicado la Secretaría de Ganadería.

Ello con el acompañamiento de la Sagarpa, que los ha apoyado de manera constante y conformado una plataforma para que esta actividad no se detenga y siga su paso hacia una consolidación productiva cada vez más moderna y eficiente.

Gurría Treviño añadió que la agenda de los jóvenes hacia el año 2030 deberá incluir el sector rural y sus retos, para mejorar sus condiciones y producir los alimentos que se requieren para el sano desarrollo, físico y mental, de toda la población en México y el mundo.