El cáncer colorrectal es, en la mayoría de los casos, producto de nuestro estilo de vida, dieta baja en fibra o alta en grasa, sedentarismo, consumo de alcohol, de tabaco, entre otros, y al tener síntomas similares a otros trastornos gastrointestinales suele confundirse y retardar su diagnóstico.

Estudios recientes indican que 45 por ciento de los casos son diagnosticados en etapas avanzadas o metastásicas (cuando se ha distribuido a otros órganos); el promedio de edad de los pacientes es de 50 años de edad en adelante, aunque cada día se detectan nuevos casos en personas más jóvenes, señaló el Instituto Nacional de Cancerología (INCan).

El cáncer colorrectal es un tumor procedente de las células del intestino grueso y del recto, el cual puede desarrollarse a partir del crecimiento de protuberancias conocidas como pólipos, que se originan en el recubrimiento del colon o recto. Se consideran como un solo tipo de cáncer, aunque se traten de diferente manera.

De acuerdo a cifras de Globocan, en 2015 se estimaron nueve mil 554 casos en México y cinco mil 171 muertes por esta causa en el país.

Actualmente, 16 entidades federativas cuentan con al menos un hospital acreditado en cáncer de colon y recto. La Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer (AMLCC) exhorta a que cada uno de los 32 estados de la República Mexicana tenga al menos una de estas unidades.

Esta organización cuenta desde 2015 con un Programa de Atención Integral y Acompañamiento a Pacientes con Cáncer Colorrectal Metastásico, que a la fecha ha apoyado a 61 pacientes, en colaboración con hospitales del Bajío, Campeche, Sinaloa, Tapachula y de Ixtapaluca.

Pacientes provenientes de 15 estados, reciben apoyo completo del programa para ellos y un acompañante, lo que incluye recursos para traslados ida y regreso, desde su vivienda al hospital de referencia, y estancia en albergues cercanos durante el tiempo que requieran hospitalización.

La AMLCC ha capacitado a 260 personas, entre oncólogos, enfermeros, gestores de Seguro Popular, Trabajo Social y demás equipo médico involucrado en la atención de pacientes para implementar el programa en lugares como Nayarit, Tabasco, Aguascalientes, Sinaloa, Oaxaca, San Luis Potosí, Estado de México, Chiapas, Campeche, Guanajuato y Ciudad de México.