La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tuvo una semana positiva con un incremento de 1.31 por ciento respecto al viernes previo, con la atención en noticias sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China y las presiones en países emergentes.

Este viernes el principal indicador accionario, el S&P/BMV IPC, se colocó en 49 mil 611.93 unidades, con lo cual en el mes de septiembre sube 0.13 por ciento y en el acumulado del año gana 0.52 por ciento.

Esta semana el apetito por el riesgo se mantuvo frágil debido a dos puntos principales: la relación comercial de Estados Unidos con otras regiones y el desempeño de activos emergentes, explicó el estratega de Mercados de Grupo Financiero Banorte, Santiago Leal.

Esto último, agregó, se debió a algunas acciones en Turquía y datos en Estados Unidos debajo de lo esperado, que permitieron a instrumentos como los mexicanos tomar un respiro tras las pérdidas de las últimas tres semanas.

Además los bancos centrales de la Eurozona y el Reino Unido mantuvieron su política monetaria sin cambios.

Para la semana del 17 al 21 de septiembre, la atención estará centrada en las negociaciones comerciales entre Canadá y Estados Unidos, y las decisiones de los bancos centrales de Brasil, Sudáfrica y Japón, además de datos económicos.

El tipo de cambio podría oscilar entre 18.60 y 19.40 pesos por dólar y que la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cotice entre los 49 mil 500 y 50 mil 500 puntos, y tasas sensibles al tipo de cambio.

La emisora Gentera lideró las ganancias del IPC con crecimiento de 9.0 por ciento en la semana; además, Walmart México acumuló un avance de 5.01 por ciento en la semana, tras la adquisición de la empresa repartidora a domicilio, Cornershop.

En el mercado cambiario, el peso cerró la semana con una apreciación de 2.36 por ciento o 45.7 centavos, para cotizar alrededor de 18.86 pesos por dólar, de acuerdo con Banco Base.