La Bolsa de Valores de Tokio cerró este viernes al alza, en su nivel más alto desde principios de febrero, respaldado por sólidas acciones tecnológicas y un estado de ánimo de riesgo, luego de que el banco central de Turquía decidiera aumentar las tasas de interés.

El índice Nikkei superó la importante barrera psicológica de las 23 mil unidades tan pronto como abrió el mercado, luego que el gigante de la tecnología Apple Inc. registró fuertes ganancias durante la noche después del lanzamiento de sus nuevos modelos de i-Phone el miércoles, indicaron los corredores.

"Las acciones de semiconductores generaron compras en Tokio, siguiendo las ganancias de sus contrapartes en los Estados Unidos", señaló Toshikazu Horiuchi, estratega en IwaiCosmo Securities Co.

Las acciones se mantuvieron firmes ya que los inversores también dieron la bienvenida a la decisión del banco central turco de aumentar su tasa de interés clave a 24 por ciento, aunque el presidente Recep Tayyip Erdogan había expresado opinión negativa sobre el alza de tasas.

"El movimiento fortaleció las expectativas de que el banco central es neutral (a la influencia política) y se toma en serio el control de la inflación", manifestó  Horiuchi.

El anuncio del banco turco envió a las monedas de los países en desarrollo más altas e impulsaron al yen a retirarse frente al dólar, ya que los inversores abandonaron la moneda de refugio seguro en medio de un mayor riesgo apetito.

Los exportadores subieron a medida que los inversores se animaban por el yen débil. El dólar subía un 0.1 por ciento a 112.03 yenes.

Al cierre de la jornada bursátil, el Nikkei de 225 acciones, principal indicador del mercado de Tokio, avanzó 273.35 puntos (1.20 por ciento), al ubicarse en 23 mil 094.67 unidades.

En tanto, el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, ganó 18.59 puntos (1.09 por ciento), para ubicarse en mil 728.61 unidades.

En China, el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en los mercados de Shanghai y Shenzhen subió 5.52 puntos, un 0.17 por ciento, al ubicarse en tres mil 242.09 unidades.

El Shanghai Composite Index registró una baja de 4.94 puntos (0.18 por ciento) para cerrar en dos mil 681.64 unidades.

A su vez, el Shenzhen Component perdió 49.88 puntos (0.61 por ciento) para ubicarse en ocho mil 113.88 unidades, informó la agencia Xinhua.