El peso cerró la sesión con una apreciación de 0.78 por ciento o 14.9 centavos, al cotizar en 19.04 pesos por dólar, como consecuencia de una combinación de factores que desde la víspera permitieron a la paridad perforar el soporte de 19.20 pesos por billete verde, informó Banco Base.

Refirió que en primer lugar los precios del petróleo se movieron al alza, ante una mayor demanda por gasolinas en el corto plazo, debido a la próxima llegada del huracán Florence al sur de la costa este de Estados Unidos, lo que ha elevado la demanda por combustibles en el corto plazo.

A esto se sumó una caída de los inventarios petroleros en Estados Unidos de 5.29 millones de barriles durante la semana pasada, argumentó la institución financiera en su análisis diario del mercado.

En segundo lugar, continuó, la mañana de este miércoles se publicó en Estados Unidos un retroceso mensual de 0.1 por ciento de los precios al productor durante agosto, siendo el primero en 18 meses. Aunque el dato no modifica las expectativas sobre el futuro de la política monetaria de la Reserva Federal, sí reduce temporalmente la especulación en favor del dólar.

Señaló que en tercer lugar se ha reducido el nerviosismo en los mercados asociado a las tensiones comerciales entre Estados Unidos y sus principales socios.

Con respecto a la renegociación del TLCAN, se expone en medios que Canadá y Estados Unidos avanzan, aunque todavía no se sabe si llegarán a un acuerdo en los siguientes días, pues de acuerdo a Larry Kudlow, director del Consejo Económico Nacional de la administración de Donald Trump, siguen sin resolverse las diferencias sobre el mercado de lácteos.

Así, a mitad de semana, el dólar libre se vendió hasta en 19.41 pesos, 21 centavos menos respecto al cierre previo, y se adquirió en un precio mínimo de 17.90 pesos en bancos de la Ciudad de México.