Una visión de la especie humana y sus cosas perversas, aunque otras con luz y esperanza, se ofrece en la obra “Dogville”, bajo la dirección de Fernando Canek, que a partir del 24 de septiembre se presentará en estreno mundial en teatro.

En rueda de prensa en el Teatro Helénico del Centro Cultural Helénico -que albergará la propuesta hasta el 10 de diciembre-, el director escénico Canek externó que tiene un significado especial.

“Es importante conocer qué pervierte al ser humano, qué nos transforma, qué nos trastoca o qué nos hace encontrar ese lado más oscuro de la sociedad y cómo manifestamos eso a quien asista a ver la obra”, comentó el director.

Descartó que la propuesta escénica aborde la historia desde un aspecto moral, sino más bien crítico de la especie humana.

“Vemos cuestiones muy perversas, así como cuestiones de luz y esperanza en una obra, como siempre, con matices muy oscuros, muy al estilo del dramaturgo Bertholt Brecht”, indicó.

Canek destacó que ese proyecto, que conmemora los 15 años de su estreno fílmico, cuenta con un gran elenco: 18 actores en escena, y que los años de experiencia de cada uno de ellos aporta talento en el montaje.

El elenco está conformado por Ximena Romo, Sergio Bonilla, Claudia Ramírez, Carmen Delgado, Mercedes Olea, Luis Miguel Lombana, Pablo Perroni, Gerardo González, Rodolfo Arias, Judith Inda, Francisco de la Reguera, Ana Kupfer, Christopher Aguilasocho, Diego Cooper, Francisco Hernández Castelán, Jerónimo Suárez Inda, Mauricio Camps y Carlos Fernández.

Miguel Cane, quien se encargó de la adaptación y traducción de la obra, expresó que "Dogville" existe porque apasiona a cada uno de los miembros que forman parte de esa compañía, desde los actores, director, productor y equipo creativo.

Asimismo dijo que es la primera vez que se montará en un teatro institucional, y que el proceso de adaptación y traducción fue muy complejo, aunque mucha gente dice que es teatro filmado.

“En efecto, 'Dogville' es teatro filmado, pero no solamente es traducir los diálogos sino también captar en cada palabra que se traduce los matices del texto de lo que se quiere decir; esto es que muchas veces hay cosas ocultas en la superficie y que van saliendo conforme los personajes los van desarrollando”, explicó Cane.

"Dogville" narra su propia historia, los habitantes de ese pueblo son los que cuentan al espectador lo que sucede, de ahí que cada uno de los actores son una pieza importantísima en el montaje.

La historia se desarrolla en un pueblo perdido en las faldas de las montañas rocosas de Estados Unidos. Al lugar, que no figura en los mapas, llega la joven fugitiva Grace (Ximena Romo), quien busca refugio ante un peligro que la acosa.

El pueblo encabezado por Tom Edison (Sergio Bonilla) le ofrece amparo y durante dos semanas ella consigue congraciarse con todos mediante trabajo y generosidad, pero las cosas cambiarán cuando aparece la policía.