Industriales y empresarios restauranteros se pronunciaron en contra de la medida de prohibir, por ley, el uso de popotes en establecimientos expendedores de alimentos fijos y ambulantes.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Hermosillo, Gabriel Zepeda Vásquez, explicó que los empresarios están a favor del cuidado al medio ambiente, pero la medida los afectará.

Recordó que hace unos días el pleno del Congreso local aprobó reformas a la Ley de Equilibrio Ecológico y Medio Ambiente para el Estado de Sonora, a fin de prohibir el uso de popotes de plástico y sanciones de mil 600 a un millón de pesos a los infractores.

Señaló que en cierta medida la industria del plástico se ha visto afectada y se busca de qué manera se llega a un acuerdo, pero están de acuerdo en respaldar la decisión de los legisladores.

Mencionó que en Sonora no existen compañías fabricantes de popote, pero hay empresas que se dedican a la distribución de esos artículos y han mencionado que por la nueva disposición tendrían que cerrar los negocios.

“Estamos buscando de qué manera encuentran otra solución –las empresas- para que diversifiquen su trabajo”, anotó.

Por su parte, la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) en Hermosillo, Sonia García Amézquita, externó su desacuerdo con la medida y dijo que los legisladores no les tomaron su parecer.

Refirió que aun cuando los empresarios del ramo apoyan las medidas para preservar el medio ambiente, los restauranteros no fueron consultados sobre el tema.

Señaló que los expendedores de alimentos preparados afiliados a la Canirac cuentan con su inventario de artículos desechables, entre los que se encuentran los popotes, debido a que los adquieren en grandes cantidades para ahorrar.

Mencionó que ante la restricción del uso de popotes de forma inesperada y sin consulta previa, buscarán la forma de reponer los artículos fabricados a base de material biodegradable.