Un juez federal aperturó un incidente de oficio, concedió una suspensión provisional y ordenó a autoridades de Hacienda y de Desarrollo Social de Chiapas pagar a adeudos por concepto de pensión e indemnización a los quejosos.

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informó que el titular del Juzgado Tercero de Distrito de Amparo y Juicios Federales en Chiapas, con residencia en Tuxtla Gutiérrez, José Antonio Lozano Batarse, resolvió así el juicio de amparo 1105/2018.

Mediante el mismo, concedió la suspensión provisional a los quejosos y ordenó a las autoridades responsables cubrir los adeudos de pensión e indemnización que les fue otorgada de forma mensual y vitalicia, según establece el Decreto 274 publicado en el Periódico Oficial del Estado de Chiapas el 24 de junio de 2010.

En el juicio se reclama a las Secretarías de Hacienda y de Desarrollo Social del Estado de Chiapas la omisión de pago a que tienen derecho los quejosos y que corresponden a los meses de junio, julio, septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2012.

Asimismo, de noviembre y diciembre de 2015; diciembre de 2016; así como agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2017.

La autoridad jurisdiccional concedió la medida suspensional en atención a la apariencia del buen derecho y en el peligro a la demora, ya que los quejosos son personas de escasos recursos económicos, en estado de vulnerabilidad, que se acentúa por la falta de pago y se prolonga mientras no reciban el apoyo.

La suspensión decretada tiene efectos restitutorios provisionales al quedar demostrado que los quejosos tienen un derecho adquirido derivado del decreto 274.

A través del mismo, el gobierno de la entidad autorizó el otorgamiento de pensiones y becas a consortes e hijos de los fallecidos a causa de enfrentamientos por la tenencia de la tierra en un predio del municipio de Tumbalá.

De los datos aportados por los quejosos, se desprende que a la mujer le fue otorgada la pensión en su carácter de consorte de una persona fallecida, mientras que el hombre fue indemnizado por las lesiones sufridas que le provocaron incapacidad permanente.