Alrededor de 101 mil mineros de todo el país conformaron la Unión Nacional de Sindicatos Minero-Metalúrgicos y Metal-Mecánica de México (UNASIM) y solo están a la espera de que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) otorgue el registro correspondiente.

En conferencia de prensa, Carlos Pavón Campos estableció que en esta nueva organización gremial nadie puede ostentarse o autonombrarse como único representante de los trabajadores mineros del país; “ya que somos muchas las organizaciones involucradas en la minería, la siderurgia y la metal-mecánica”.

Mencionó que la UNASIM está integrada por el Sindicato Nacional Minero Metalúrgico FRENTE, el Sindicato Nacional “Constitución 1917” de Trabajadores y Empleados de la Industria Minera y Metalurgia.

Así como por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Minero Metalúrgica, la Confederación de Trabajadores de México (CTM), el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Minera, Siderúrgica, Metalúrgica, Similares y Conexos de la República Mexicana, entre otros.

El dirigente de esta alianza gremial apuntó que esto demuestra que Napoleón Gómez Urrutia no representa a todos los mineros del país y afirmó que el tema del fideicomiso de los mineros de Cananea sigue vigente.

Aseguró que a través de la UNASIM se impedirá que el ahora legislador federal afecte las inversiones mineras y metalúrgicas, además de que estará vigilante de sus vínculos con organizaciones extranjeras.

Insistió que vigilarán que se cumplan los dos laudos emitidos por la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, que obligan a Gómez Urrutia a regresar el dinero del fideicomiso.