El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, viajó hoy a China, dentro de un esfuerzo por fortalecer la cooperación binacional y buscar apoyo para su plan de recuperación económica.

"Voy partiendo a China a una visita de Estado muy necesaria, oportuna y llena de grandes expectativas, muy positivas para Venezuela", dijo Maduro desde el aeropuerto de Maiquetía, en la costa caribeña cerca de Caracas.

Explicó que el viaje busca “elevar” la relación binacional, a fin de avanzar en los nuevos acuerdos en campos como el económico, comercial, energético y financiero.

“Esto para seguir avanzando en la profundización de las extraordinarias relaciones políticas, culturales, diplomáticas", dijo.

Maduro señaló que actualmente Venezuela tiene unas mejores condiciones para avanzar en las relaciones con la potencia china, luego de poner en marcha un conjunto de medidas el 20 de agosto para reflotar economía venezolana, azotada por la depresión y la hiperinflación.

China se convirtió en el principal financista de Venezuela desde que el fallecido mandatario Hugo Chávez gestionó la década pasada la creación de varios fondos con aportes chinos.

El financiamiento chino generó una deuda de 60 mil millones de dólares, que Venezuela paga con hasta 500 mil barriles diarios de petróleo que envía a China.

Esta semana, la vicepresidenta Delcy Rodríguez viajó a China para adelantar las conversaciones. Versiones de prensa dijeron que Venezuela estaría negociando un préstamo de cinco mil millones de dólares con China.