Para comenzar un proceso de reconciliación nacional se debe partir del reconocimiento del pasado y de visibilizar lo que ha venido sucediendo en materia de violencia en el país en los últimos años, dijo el titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), Jaime Rochín del Rincón.

Al participar en la "Tertulia: Seguridad y Justicia en la Transición", organizada por las asociaciones civiles Por Amor a México y Kybernus, resaltó que el acceso a la justicia y la verdad son elementos muy importantes para generar auténticas medidas de no repetición.

"Con ello, la sociedad conocerá y comprenderá lo acontecido y generaremos los mecanismos para que hechos como los de Ayotzinapa, Tlatlaya y Tierra Blanca, no sucedan nuevamente", aseveró.

Mediante un comunicado, Rochín del Rincón reiteró que ante hechos como el recién ocurrido en Veracruz, donde se localizaron fosas clandestinas, la comisión ha desplegado los servicios de emergencia, asesoría jurídica y acompañamiento para los familiares de las víctimas.

Además, para el resguardo de sus derechos y que el reconocimiento de los restos no se haga sin su presencia, lo cual resulta esencial para generar certidumbre.

Expuso que en la búsqueda de justicia es muy importante generar confianza en las víctimas, por lo que se requiere complementar el trabajo de las instituciones de gobierno con servicios periciales independientes o públicos en la recuperación de los restos y su identificación.

El comisionado ejecutivo exhortó a las fiscalías estatales a brindar las facilidades necesarias, un trato digno y pleno respeto a los derechos humanos de los familiares de víctimas de desaparición.