Un estudio de la Cámara de Comercio Colombo Americana concluyó que 691 productos nacionales de alta calidad tienen grandes oportunidades de exportación en el marco de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Según la investigación de la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham Colombia), de 731 productos a los que Estados Unidos impuso un arancel del 25 por ciento a China dentro del contexto de la llamada “guerra comercial”, Colombia ha exportado al mundo 691 en los últimos siete años y de ellos 60 han sido exportaciones constantes en ese mismo período.

Frente a esta tensión comercial internacional, la AmCham Colombia, analizó las partidas con aranceles impuestas por Estados Unidos a China, Canadá, México y la Unión Europea y viceversa.

“Revisamos las listas de productos gravados con aranceles adicionales y de allí extractamos los productos en los que Colombia tiene exportaciones consolidadas a Estados Unidos”, explicó la directora ejecutiva de la AmCham Colombia, María Claudia Lacouture, al dar a conocer a la prensa el estudio.

Agregó que China “acapara la mayor parte del mercado, ya que, con los impuestos a ese país, la industria estadunidense se verá obligada a buscar proveedores alternativos como nuestro país”.

De acuerdo con el análisis, los 691 productos representaron 9.6 por ciento de las exportaciones totales de Colombia entre 2010 y 2017, siendo Estados Unidos el principal destino de estos bienes.

Lacouture explicó que el ejercicio se repitió con las demás naciones involucradas en la disputa comercial y de ese cruce salieron 11 productos con potencial inmediato de exportar más a Estados Unidos y 49 al resto de países, pertenecientes a diversas industrias que van desde maquinaria y equipo, pasando por materiales de construcción, hasta textiles, confecciones y artículos del mundo agropecuario.

“Desde AmCham Colombia insistimos en que una guerra comercial no deja ganadores, solo perdedores a diferente escala, pero para darle una mirada más optimista a la situación identificamos 60 bienes colombianos con oportunidades, de la primera ronda de aranceles que entraron en vigencia”, añadió Lacouture.

Es necesario “que no sigamos lamentándonos por los posibles efectos adversos que pueda llegar a traer la guerra comercial, sino que volteemos la mirada hacia nuestras oportunidades y trabajemos en nuestra competitividad para poder aprovecharlas”, consideró.