Víctor Villalobos Arámbula, propuesto como titular de la Secretaría de Agricultura para la próxima administración federal, aseguró que el organismo Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) estará listo antes del 1 de diciembre.

Detalló que este organismo fusionará las empresas paraestatales Diconsa y Liconsa y proveerá 36 productos de la canasta básica a las zonas más remotas del país, tal como lo anunció en días pasados el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, quien nombró a Ignacio Ovalle como director del próximo organismo.

Es un “proceso que está en progreso (y) lo vamos a tener listo antes de iniciar el gobierno”, destacó el futuro titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Luego de una reunión con representantes del Congreso Agrario Permanente (CAP), reiteró que el gobierno entrante centrará su trabajo en el rescate del campo agrícola y apoyo a los pequeños y medianos productores del país.

Señaló que en los próximos seis años se fortalecerá la producción de cinco productos básicos -maíz, frijol, trigo harinero, arroz y leche fluida- lo que permitirá eliminar gradualmente la dependencia de la importación.

Para lograrlo, se acompañará con asistencia técnica, extensionismo, insumos y precios de garantía a los pequeños productores, a través del esquema que pondrá en marcha Segalmex, apuntó.

“Lo que necesitamos es tener una política muy justa con apoyo fundamental a los pequeños productores”, argumentó en breve entrevista.

El coordinador nacional del CAP, José Luis González Aguilera, comentó a su vez que los integrantes del Congreso apoyarán la política agropecuaria de la siguiente administración federal, en la medida que sean apoyados los campesinos.

Dijo que se le entregó a Villalobos Arámbula un documento con el despliegue de medidas prioritarias para rescatar el campo agrícola del país y, sobre todo, se sugirió retomar los procesos de extensionismo rural para continuar con el impulso al desarrollo económico y social de las familias.

Consideró necesario centrar los esfuerzos en la región sur-sureste del país, pues 80 por ciento de los recursos del campo se ha destinado al norte y noreste.