La Secretaría de Educación Pública (SEP) prepara un cierre de administración eficiente, ordenado, trasparente e impecable en todos los sentidos, con un balance positivo de la gestión educativa en el país, afirmó el titular de la dependencia, Otto Granados Roldán.

En la apertura de trabajos de la XLII Reunión Nacional Ordinaria del Consejo Nacional de Autoridades Educativas (Conaedu), dijo que con fundamentos sólidos, y datos duros y verificables, se confirma que en materia de educación, el país está mejor a partir de la implementación de la reforma educativa.

Ante secretarios de Educación de las entidades federativas y representantes de las diversas áreas de la SEP, Granados Roldán destacó que en la reunión se agendaron los temas pendientes en los ámbitos federal y locales, sobre todo de los estados donde habrá cambio de gobierno.

En el salón Iberoamericano de la SEP, dio a conocer que en la siguiente sesión del Conaedu, en la última semana de noviembre próximo, se invitará a quienes encabezarán la política educativa en la siguiente administración.

En la sesión, coordinada por el subsecretario de Planeación, Evaluación y Coordinación, Antonio Ávila Díaz; el subsecretario de Educación Básica, Javier Treviño Cantú, participó con la exposición sobre la medición de impactos del Programa de Escuelas de Tiempo Completo, así como de la Estrategia Nacional de Formación Continua.

A su vez, el subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán, habló sobre la transformación de las escuelas normales, así como de la cédula profesional electrónica, mientras que la subsecretaria de Educación Media Superior, Sylvia Ortega Salazar, planteó los retos y avances en ese nivel educativo.