Pese a la difícil situación política en Guatemala derivada del enfrentamiento entre el presidente Jimmy Morales y la misión de Naciones Unidas que colabora en la lucha contra la corrupción, la generación de empleos será estable al final de 2018, según una encuesta de empleabilidad.

De acuerdo con la Encuesta Expectativas de Empleo a cargo de la firma Manpower Group, presentada por la ejecutiva Kristhal Galdámez, inversionistas y empleadores en Guatemala tienen “intenciones de contratación estables” para el último trimestre del año.

La expectativa de empleo para los meses de octubre a diciembre próximo es de más 12 por ciento y se espera que las cinco regiones del país centroamericano incrementen sus plantillas laborales en dicho período.

Galdámez dijo que de acuerdo con la encuesta, para la cual se entrevistó a 620 empresarios de sectores representativos, los empleadores de la región sur “reportan intenciones de contratación más fuertes, con expectativas de empleo de más 18 por ciento”.

Por ejemplo, indicó, el índice de generación de puestos de trabajo va en aumento tras la adhesión desde junio del año pasado de El Salvador a la Unión Aduanera entre Guatemala y Honduras, y la instalación de una fábrica mexicana de lácteos en el departamento de Escuintla ofertará al menos tres mil empleos.

Estimó que la Unión Aduanera entre los países que integran el Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras) la única de su tipo en América, permitirá mejores oportunidades de negocios, inversiones y empleos en sectores como comercio y construcción.

La ejecutiva resaltó que al final “es positiva” la expectativa de crecimiento del empleo de más de 12 por ciento, pues no implica estancamiento ni mucho menos retroceso.

Aseveró que con el índice de empleabilidad que se estima, Guatemala se ubica en la tercera posición en el mercado en América Latina, que lidera México con 13 por ciento, seguido de Colombia con 12 por ciento.

No obstante, consideró que la crisis política a lo largo del año en Guatemala, por el enfrentamiento entre el presidente Jimmy Morales y la misión de Naciones Unidas que colabora en la lucha contra la corrupción, ha obstaculizado las posibilidades de crecimiento económico del país.

También ha impactado en forma negativa la suspensión de operaciones por 13 meses -demandada por comunidades y ambientalistas- de la mina San Rafael, una millonaria inversión de un consorcio canadiense, debido a que ahuyenta la inversión por falta de certeza jurídica, dijo la ejecuiva de la firma global de soluciones de capital humano.

ManpowerGroup para México, el Caribe y Centroamérica cuenta con 50 años de operaciones en la región, donde tiene más de 220 mil empleados temporales y permanentes, un millón de candidatos registrados y un centenar de unidades de negocio en los países del área.