El Gobierno del Estado de México informó que fue superada la etapa de atención inmediata a la emergencia en San Mateo Atenco, luego del desbordamiento del Río Lerma.

En un comunicado señaló que se cumplieron los objetivos primordiales planteados durante la emergencia, que consistieron en salvaguardar la seguridad de las familias del municipio, así como contener y reparar la fisura en el bordo del cauce.

Refirió que desde el primer momento de la contingencia, registrada el pasado 1 de septiembre, la instrucción del gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo Maza, fue la atención inmediata y permanente a los habitantes de los barrios de San Mateo Atenco que resultaron afectados.

Los trabajos en el municipio concluyeron luego de terminar la limpieza y desinfección en todas las viviendas de los seis barrios afectados, además de seis planteles educativos, lo que permite que las familias retomen sus actividades cotidianas y los alumnos regresen a clases cuanto antes.

Destacó la participación de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), de los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la sociedad civil, que de inmediato se movilizaron para apoyar en las labores.

Indicó que el Grupo Tláloc de la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) mantendrá un monitoreo permanente del Río Lerma y seguirá con su labor, en coordinación con la Conagua, para dar a conocer el resultado de los estudios técnicos que realizó al bordo.

Además, dará a conocer la estrategia de ingeniería hidráulica que habrán de desarrollar, para fortalecer la tranquilidad y seguridad de los habitantes de San Mateo Atenco.