Una encuesta electoral en Brasil del Instituto Ibope publicada la víspera atribuye al candidato de extrema derecha, Jair Bolsonaro, un 26 por ciento de los votos en el primer turno de los comicios de octubre y, por primera vez, apunta que podría vencer ante sus rivales en segundo turno.

Bolsonaro, quien permanece hospitalizado tras sufrir un atentado el pasado jueves, pasaría del 22 al 26 por ciento en apenas una semana y lideraría en solitario la intención de voto, según Ibope, que entrevistó a dos mil dos personas en 145 municipios.

Segundo en las encuestas, sería el centrista Ciro Gomes, con 11 por ciento, mientras la ecologista y exministra Marina Silva confirmaría su pérdida de apoyos y sería tercera con 9 por ciento.

Fernando Haddad, que ayer reemplazó a Luiz Inacio Lula da Silva, encarcelado e inhabilitado, como candidato del Partido de los Trabajadores (PT), subió de 6 al 8 por ciento, según Ibope.

El controvertido Bolsonaro, un exmilitar y diputado de polémicas y radicales posiciones en temas como la homosexualidad, la paridad de género o el porte de armas, afianza el liderazgo en primer turno, pero también gana enteros de cara a la previsible segunda vuelta el 28 de octubre.

Así, Bolsonaro vencería a Haddad (40 por 36 por ciento de los votos) y estaría en empate técnico con Marina Silva (38 por ciento para cada uno).

Es la primera vez que las encuestas en Brasil dan a Bolsonaro como potencial ganador en un escenario de segundo turno.