El senador José Narro Céspedes (Morena) anunció que en breve presentará una propuesta para reformar los artículos 2 y 4 constitucionales, para garantizar los plenos derechos de los pueblos indígenas.

Adelantó también la propuesta para llevar a consulta los planes del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sobre la reforestación y el Tren Maya, a fin de evitar despojos y falta de indemnizaciones a los pueblos originarios.

En conferencia de prensa en el Senado de la República, destacó la necesidad de crear una ley de consulta informada que sea vinculante y garantice la plena información a los pueblos originarios respecto a cualquier decisión que se tome obre su territorio y recursos.

La propuesta incluye crear el Instituto Nacional de los Pueblos Originarios, que no sólo sustituiría a la Comisión Nacional de los Pueblos Indígenas, sino también aglutinaría las actividades de todas las instituciones dedicadas al tema indígena.

Narro Céspedes explicó que los Acuerdos de San Andrés se han quedado cortos en su aplicación práctica, a pesar de que sí están en línea con los acuerdos internacionales en materia indígena establecidos en la ONU.

La reforma constitucional propuesta buscaría no sólo garantizar plenamente los derechos de los pueblos indígenas, que actualmente sufren marginación, hambre y el embate de la delincuencia, sino también ayudaría a México a cumplir sus compromisos internacionales.

También señaló la importancia de fortalecer al campo en el sector indígena, ya que actualmente México es uno de los principales importadores en el mundo de alimentos como leche, trigo, arroz y soya, e incluso la mitad de su maíz, a pesar de ser el país originario de este cultivo.

De hecho, actualmente el presupuesto destinado a importar alimentos supera en nueve veces el destinado al desarrollo del campo mexicano, lo cual afecta a los pueblos indígenas que se encuentran sometidos a la violencia del crimen organizado.