Unos 30 integrantes del equipo de futbol americano de la PrepaTec del Tecnológico de Monterrey, campus Laguna, se unieron a las labores de ayuda a los afectados por las inundaciones que se derivaron de las lluvias registradas en Torreón, Coahuila, el pasado viernes.

Para Rubén Castillo, coach del equipo Borregos Salvajes del campus Laguna, una de las principales enseñanzas que un joven adquiere al pertenecer a un equipo de futbol americano son los valores que se generan fuera de la cancha.

La institución privada destacó en un comunicado su labor en las acciones en pro de los afectados por las lluvias registradas en la ciudad de Torreón el pasado viernes.

“Hay que hacerlos partícipes de alguna actividad social, hay que hacerlos conscientes de las diferentes situaciones que se viven en La Laguna y que valoren lo mucho o poco que tienen”, afirmó el entrenador.

El coach citó a los muchachos en la colonia Provitec, una de las colonias más vulneradas por el fenómeno meteorológico y a la que meses atrás habían acudido para la reforestación de su plaza principal.

Dijo que los jóvenes, que trabajaron bajo la dirección de las autoridades municipales, llenaron costales de arena que trasladaron a los hogares y negocios afectados.

Además, señaló, repartieron comida desde temprana hora a aquellos ciudadanos que no pudieron salir de sus casas.

Bernardo García de Alba Rodríguez, estudiante del tercer semestre de PrepaTec, relató que lo más difícil fue ver a las familias padeciendo la inundación al interior de su hogar.

“Ya estando ahí te das cuenta de que hay gente que la está pasando mal con las lluvias y no está bien, hay casas muy inundadas y con todos sus muebles mojados”, mencionó.

El joven de 16 años contó que decidieron unirse a los elementos de las corporaciones policiacas para hacer rondines en el sector con el objetivo de buscar casas que necesitaran costales de arena.

Mencionó que “el dueño de un gimnasio que está en esa colonia nos pidió ayuda, sacamos agua con las cubetas y pusimos los costales para que no se volviera a inundar”.