.- Magali Moo Canul tiene 20 años de edad, vive en una comunidad a poco menos de tres horas de Campeche, desde los 12 confecciona blusas bordadas a mano, huipiles y otras prendas, esta es la primera vez que sale de su comunidad para asistir al encuentro Construyendo Lazos, Tercer encuentro Nacional de Jóvenes Creativos Artesanos y Diseñadores, un evento itinerante que será en la Ciudad de México, Puebla y Oaxaca.

“Queremos transmitir lo que nosotros sabemos a otras personas y preservar nuestras raíces”, explicó a Notimex con emoción casi infantil al mencionar que de este foro espera aprender la manera de comercializar sus prendas, así como mejorar algunos de sus procesos para transmitir este conocimiento a la comunidad a la que pertenece, para “darle el máximo valor a nuestro trabajo”.

Al igual que Magalí, Teresa de Jesús Zib Canul, confecciona huipiles en punto de cruz y otras técnicas, para ella el trabajo que realiza es muy hermoso y lo que busca es comercializarlos a un precio justo con un mercado que pague el valor real de los trabajos que salen de sus manos.

“Queremos llevarlo a otros lugares para seguir enseñando que la artesanía hoy sigue, los niños ya no usan huipiles ni justanes, queremos que no se pierdan las tradiciones” abundó al explicar que ella teje desde los 11 años de edad y con el tiempo fue perfeccionado su trabajo, ahora tiene 27 y coincidió en que la experiencia de convivir con otros jóvenes artesanos y diseñadores “es más de lo que esperábamos”.

El director de Salud y Servicios a Jóvenes del Instituto Mexicano de la Juventud, Horacio Chavira, explicó en entrevista que en el encuentro participan 80 jóvenes de diferentes partes del país, 40 de ellos son artesanos y los otros 40 son diseñadores, con o que se buscan además establecer vínculos entre jóvenes artesanos y diseñadores.

El encuentro, que inició este domingo y que concluye este lunes 17 de septiembre, dijo, contará con ponencias referentes al mundo creativo, artesanía y diseño innovador, así como aquellas para establecer las diferencias entre la artesanía y el diseño, aunado a las implicaciones de realizar este trabajo, entre otros aspectos.

Chavira detalló que la tercera edición de este encuentro, considera la visita de los jóvenes a talleres artesanales en Puebla, en tanto que en Oaxaca acudirán a galerías, así como al taller Jacobo y María, reconocido por la elaboración de alebrijes.

Los participantes, explicó, deberán presentar una propuesta de prototipo de diseño que será evaluada por el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart), la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), así como por la aceleradora de negocios Artificia, Unesco México y el Museo Nacional de Culturas Populares.

En este recinto, añadió, durante los meses de febrero, marzo o abril, se presentarán los trabajos emanados de este encuentro con la finalidad de visibilizar el trabajo de estos jóvenes y generar vínculos no solo entre ellos, sino entre posibles futuros compradores.

Así, añadió que durante los diez días del encuentro, los jóvenes trabajarán en duplas, es decir, un diseñador y un artesano, y el proyecto que entreguen deberá fusionar ambas cosmovisiones; luego, serán seleccionadas cuatro duplas que recibirán un incentivo económico de 50 mil pesos en efectivo.

Así, las categorías serán para rescate artesanal, trabajo colaborativo, propuesta de innovación y de comercialización; el estímulo económico busca ser un capital semilla para que los jóvenes impulsen su marca, aunque los participantes podrían utilizar los recursos para la compra de materiales o bien para el inicio de nuevos proyectos.