Para combatir las prácticas de nepotismo que se llevan a cabo en el Poder Judicial de la Federación, la bancada de Morena presentó un punto de acuerdo en el que solicita al Consejo de la Judicatura Federal que informe sobre las acciones emprendidas para detectar, prevenir y combatir las redes familiares y el conflicto de interés en ese órgano de gobierno.

En tribuna, la senadora Cecilia Sánchez García fundamentó su propuesta al dar a conocer que, según datos del reporte elaborado por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), y presentado por la Organización No Gubernamental “Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad”, el nepotismo y las redes familiares en el Poder Judicial de la Federación son una realidad.

“En dicho reporte se evidencia, por ejemplo, que dentro de las 45 categorías de puestos que operan en un órgano jurisdiccional (juzgado de distrito o tribunales de circuito) sólo cinco corresponden a la carrera judicial; solamente dos puestos, los de juez de distrito y magistrado de circuito, hacen concursos de oposición con estándares específicos y completos para ser parte de la carrera judicial”, destacó.

Dijo que otro ejemplo lo constituye la opacidad en la celebración de los concursos de oposición, pues 87 por ciento (68 de 79) de las convocatorias a los concursos de oposición para juez o magistrado desde 1995 hasta 2016 fueron cerradas, esto es, solamente dirigidas a personal que ya labora en el Poder Judicial de la Federación, dejando a un lado a los demás estudiosos del derecho.

La senadora morenista consideró necesaria la implementación de acciones para erradicar de raíz esas prácticas, pues no pueden tolerarse más esas formas de favorecer a familiares y amigos, que deja a la deriva la igualdad de oportunidades laborales de los ciudadanos y pone en entredicho la objetividad e imparcialidad en la impartición de justicia.