El Pleno de la Cámara de Diputados exhortó al Instituto Nacional Electoral (INE) a que informe sobre los avances en las investigaciones efectuadas en torno a las más de 40 candidatas locales electas de Chiapas que renunciaron para que sus lugares sean ocupados por hombres.

El Punto de Acuerdo promovido por el PRI y avalado por el pleno en votación económica llama a la Defensoría Pública Electoral para Pueblos y Comunidades Indígenas del Tribunal Electoral federal a brindar asesoría gratuita a las chiapanecas que han sido obligadas a renunciar a sus cargos.

Los legisladores federales pidieron a la Fiscalía General de Chiapas a investigar de forma diligente los posibles hechos constitutivos de delito que se desprendan de los actos de violencia política electoral en razón de género.

También exhortaron a los gobiernos de las entidades federativas, al Instituto Nacional Electoral, a los organismos públicos locales y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación a garantizar los derechos y las prerrogativas político electorales de las mujeres.

Asimismo, pidieron a la Secretaría de Relaciones Exteriores y al gobierno de Chiapas para que soliciten apoyo a ONU Mujeres en la elaboración de una opinión con respecto a las posibles violaciones de los derechos humanos de las mujeres en esta entidad.

La proponente, diputada Ximena Puente de la Mora, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), advirtió que a medida que aumenta la participación política de las mujeres se visibiliza el fenómeno de la violencia política electoral por razones de género, y este fenómeno se agravó en las pasadas elecciones.

Recordó que 17 candidatas perdieron la vida en el reciente proceso electoral y en todas las entidades federativas se presentó al menos un caso de violencia política de género, al tiempo que alertó sobre el caso de Chiapas donde candidatas electas presentaron su renuncia ante el órgano electoral local, para que el cargo sea ocupado por un hombre.

“Este fenómeno impacta de manera directa los derechos humanos de las mujeres y en específico los derechos cívicos y políticos, como son el de ejercer el voto y participar de manera libre en la vida política en México”, anotó.

En tanto, la diputada Lorena Cuéllar Cisneros, de Morena, dijo que si bien en la Legislatura pasada se votó porque existiera paridad entre hombres y mujeres de qué sirve si atrás de ello existe la presión, la humillación, la persecución de las mujeres que hoy al sentirse amenazadas renuncian para dejar sus espacios a los hombres.

Citó el caso de Chiapas en donde 43 mujeres renunciaron penosamente y cedieron sus espacios para que hoy se beneficien hombres que no se ganaron con su trabajo ese espacio y que sólo las utilizaron para sus fines personales.

“Es vergonzoso que siga existiendo este sistema de control que, a pesar de dar una cara de equidad, por detrás dan la puñalada y hacen lo contrario”, reprochó.

En tanto, la panista Verónica María Sobrado Rodríguez lamentó que las mujeres deban recurrir a los tribunales para sus derechos políticos sean reconocidos.

Desde la máxima tribuna, diputadas del Verde, Encuentro Social, PRD, Movimiento Ciudadano y del Trabajo también criticaron que las candidaturas de mujeres se utilicen como mera simulación de paridad de género.