Especialistas de México, España y Colombia coincidieron en calificar a la energía renovable como una solución para combatir los efectos del cambio climático, considerado por el Foro Mundial como la mayor amenaza a la economía global.

Durarte el primer día de actividades de Smart City Expo Latam Congress, que del 11 al 13 de septiembre se desarrolla en esta ciudad, donde se espera la participación de más de 400 ponentes internacionales y la presencia de más de 12 mil visitantes, los especialistas presentaron sus trabajos.

Durante la ponencia “Cambio climático: El desafío de una generación”, Natalia Lever, gerente de las sucursales de México y América Latina The Climate Reality Project, apuntó que en el caso de México la energía eólica ha crecido desde el 2004 a una tasa del 86 por ciento anual, lo que significa una oportunidad de empleo y innovación.

“Hoy en México la energía eólica es la más barata para producir en el país. Además, se encuentra el parque solar más grande de América Latina, lo que contribuirá a reducir los efectos que ha provocado el cambio climático, mismo que cada vez son más severos e incuantificables”, citó.

“Desde la Revolución Industrial hemos visto cómo ha aumentado la temperatura y con ello las catástrofes climáticas alrededor del mundo causando graves daños económicos, solo el año pasado registró pérdidas por 300 mil millones de dólares”, afirmó.

Dijo otra consecuencia a la que están muy vulnerables los mexicanos es a la sequía. En 2017 el estado de Oaxaca tuvo su peor sequía; en 2011 se perdió el 40 por ciento de la producción agrícola, lo que también ha provocado la migración de los agricultores en todo el mundo.

Señaló que el cambio climático también afecta a la salud con enfermedades tropicales, además de que enfermedades como el dengue y el zika ahora tienen raíz ya se presenta entre la población de la Ciudad de México.

Por su parte, Pablo Martínez, director de Soluciones para el Cliente en México de una compañía transnacional con más de 18 años de presencia en el país, destacó que la apuesta ahora es a una movilidad con energía renovable, de la cual señaló México tiene alto potencial.

En Perú –dijo- se espera que a finales de este año se ponga en marcha el autobús eléctrico por varias calles de Lima, y probando varios puntos de recarga; mientras que en Santiago de Chile ya hay 100 unidades de ese tipo.

Indicó que actualmente se tienen ocho proyectos de construcción, dos son de energía eólica en la región de Tamaulipas, y seis más en diferentes zonas de la República Mexicana.

En tanto, Carlos Cadena, representante de la Universidad Eafit de Medellín, Colombia, llamó a la acción de los ciudadanos, al rol de la calle, y a la necesidad de entender que muchos planes y proyectos pueden contribuir a reducir emisiones y lograr los cambios.

“Hay que asegurar que las ciudades sean diseñadas entre todos y para todos, para el bienestar y calidad de vida de los ciudadanos. Las tecnologías tendrían que venir a acompañar los procesos, pero lo fundamental es que los ciudadanos estén felices y contentos”, expuso.

Como ejemplo citó el Cuarto Foro Mundial de la Bicicleta que se diseñó, implementó y planeó durante dos años en conjunto ciudadanía, academia, sectores públicos y privados con un gran efecto positivo para la ciudadanía, retomando a la bicicleta como un medio de transporte válido y central en las ciudades del futuro.