El secretario general del Partido Verde en la Ciudad de México, Carlos Madrazo Silva, pidió a las autoridades capitalinas aplicar medidas urgentes para evitar que la población tome justicia por propia mano, como ocurrió el lunes en Cuajimalpa, así como educar sobre la evaluación de información falsa.

El líder capitalino del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) planteó que el gobierno de la ciudad debe identificar los puntos de riesgo en la capital del país donde puedan detonarse esas situaciones, para que las causas sean atendidas con prioridad y acabar con posibles crisis de autoridad.

También pidió la intervención con campañas sociales para que la población tome conciencia sobre la importancia del respeto a las leyes, procesos e instituciones, en una sociedad que aspira y trabaja por el bien común, así como educar sobre la evaluación de información falsa.

El líder partidista invitó a la población a exigir justicia siempre por la vía institucional y a ser críticos de la información que reciben de primera mano o a través de medios electrónicos o digitales para evitar reacciones que convierten a ciudadanos en busca de justicia en asesinos.

En la opinión de Madrazo Silva, los motivos de esa “acción tan arcaica” son diversos, pero dijo que entre ellos se encuentra la ineficacia del sistema de procuración de justicia, alta percepción de inseguridad y la impunidad.

No obstante, sostuvo que no existe justificación válida para la acción atroz de anular los derechos humanos y las garantías de un acusado, señalado y juzgado por una turba que reacciona ante el rumor para imponer la fuerza.

“Lamento profundamente el linchamiento en Cuajimalpa, ya son nueve los afectados, el primero es la persona que no tuvo acceso a un juicio justo y perdió la vida; los otros ocho son ciudadanos que presuntamente hicieron justicia por propia mano y ahora deberán responder por resistencia de particulares y homicidio calificado”, dijo.

Afirmó que frente al delito “la ley debe imperar, porque sólo ésta nos permite aspirar de forma real a coexistir en una sociedad justa y libre, pero para ello es urgente el ejercicio correcto del poder por aquellos que legalmente pueden hacer uso del mismo, es decir las autoridades”.