El jefe de gobierno capitalino, José Ramón Amieva, constató el inicio de los trabajos de rehabilitación del Archivo General de Notarías, cuyas instalaciones fueron afectadas por el sismo del 19 de septiembre pasado, y destacó la labor de notarios y brigadas de jóvenes del INJUVE para conservar la memoria histórica de los habitantes de la Ciudad de México.

“Acervo, significa riqueza. El acervo de los protocolos que tenemos el día de hoy aquí y los que se irán generando, todas las operaciones que se irán dando. Primero, respeta la voluntad y la toma de decisiones de todas y todos quienes han determinado el destino y el uso de sus bienes”, sostuvo.

El jefe de gobierno destacó que el trabajo de ordenamiento es muy importante y que requiere un gran cuidado, por ello, dijo que se generará en el Archivo General de Notarías un espacio seguro, funcional y eficiente de manejo del acervo notarial de la población.

A su vez, el titular de la Consejería Jurídica y de Servicios Legales (Cejur), Vicente Lopantzi García, indicó que con la colocación del primero de los anaqueles del Gobierno de la Ciudad de México hoy se dio un paso más para que las instalaciones vuelvan a la normalidad en noviembre.

“Esta labor de rehabilitación del archivo no se entendería y no se podría hacer solo con servidores públicos de la Consejería Jurídica, requerimos permanentemente del apoyo de los notarios, ahora del apoyo de los jóvenes del INJUVE, hasta que quede colocado el último libro”, destacó.

Explicó que el sismo del 19 de septiembre dañó la Dirección General de Jurídica y de Estudios Legislativos, en su área de Notariado, lo que afectó de manera indirecta a más de tres millones de personas en cuanto a los servicios que se les prestan.

La directora general del INJUVE, María Fernanda Olvera Cabrera, afirmó que la labor de reconstrucción de las instalaciones del Archivo General de Notarías por parte de las y los 600 jóvenes que participan, es primordial para el beneficio de la vida legal y jurídica de los capitalinos.

En la recuperación de libros también se cuenta con el acompañamiento del Colegio de Notarios y del Instituto para la Seguridad de las Construcciones, en tanto que del lunes 3 de septiembre al domingo 9 de septiembre, 617 jóvenes del INJUVE contribuyeron al acomodo de más de 134 mil 500 libros.

El Archivo General de Notarías, ubicado en la delegación Venustiano Carranza, está integrado por los libros de 250 Notarías cuyos documentos datan desde 1943, y se compone de documentos que los notarios de la Ciudad de México remitan a éste.

Detalló que se trata, según la ley, de protocolos que no sean aquellos que los notarios puedan conservar en su poder; sellos de los notarios que deban depositarse o inutilizarse, conforme a la ley; expedientes manuscritos, libros y demás documentos que según la ley deban mantenerse en custodia definitiva; los documentos que los Consulados remitan al Archivo.

Los servicios y trámites que se prestaban en el área se redujeron a 25 por ciento de su capacidad. Los trabajos iniciaron en octubre de 2017 y ahora el Acervo A está completamente rehabilitado y para esto no se erogó ningún recurso, mientras que el Acervo B aún está en rehabilitación, para la cual se han invertido hasta el día de hoy 115 millones de pesos, puntualizó.