Mediante la implementación de acciones de índole social y en pro del medio ambiente, la Industria Mexicana de Coca Cola (IMCC) ha reiterado su compromiso en favor del desarrollo de México y de los mexicanos. Con base en su informe anual ‘IMCC, Comprometidos Contigo’ 2017, la Compañía ha reportado su contribución económica, que representa el 1.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de México.

Compuesta por Coca-Cola México, ocho grupos embotelladores y Jugos del Valle-Santa Clara, la IMCC impulsa un entorno productivo en el país por medio del desarrollo de más de 97 mil empleos directos y más de un millón de indirectos.

Trabajando en conjunto con autoridades, sociedad, civil y comunidades, la Industria Mexicana de Coca-Cola logra asegurar el impulso y maximización de cada una de sus iniciativas en pro del desarrollo.

Entre sus resultados más destacados se encuentra el devolver más del 100% del agua que emplea en sus productos, además de ser el principal reciclador de PET grado alimenticio, gracias a la capacidad de sus plantas embotelladores. Este último se resume al trabajo que llevan a cabo para alcanzar la meta global de la Compañía ‘Mundo sin residuos’, que tiene por objetivo recolectar y reciclar el equivalente al 100% de sus envases vendidos para 2030.

Abiertos al cambio, la IMCC, como una Compañía Total de Bebidas mantiene su evolución e innovación para responder a las distintas necesidades y gustos de los mexicanos, por medio de un portafolio compuesto en 45% por opciones bajas o sin calorías, 75 marcas, 11 diferentes categorías y 260 presentaciones con menos de 100 calorías.

Por lo anterior, la compañía abrió el Centro de Innovación y Desarrollo, un proyecto único en América Latina, donde lleva a cabo nuevas líneas de investigación en temas de nuevos productos, ingredientes, procesos, empaques y tecnologías. Así, en la última década, la IMCC ha reducido en 21 por ciento el contenido calórico de su portafolio.

Con una infraestructura conformada por 67 plantas embotelladoras, 363 centros de distribución, 54 plantas de tratamiento de agua residual, 13 mil rutas de reparto y más de 28 mil vehículos de fleteo, distribución, y operación, ha conseguido llevar a nivel nacional su portafolio.

De este modo, la Industria Mexicana de Coca-Cola reitera su compromiso con México y los mexicanos.