ONU enviará misión a Burundi a investigar crímenes y ola de violencia

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas solicitó el envío urgente de una misión de expertos a Burundi para investigar violaciones y abusos contra la población e identificar a los autores...

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas solicitó el envío urgente de una misión de expertos a Burundi para investigar violaciones y abusos contra la población e identificar a los autores con miras hacia la rendición de cuentas.

En una sesión especial, el Consejo aprobó por consenso la resolución que pide el envió de dicha misión a Burundi, país que está al borde de una cruenta guerra civil.

En el texto llamó al Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH) a organizar dicha misión de expertos y enviarlos al terreno de inmediato con el fin de prevenir un mayor deterioro de la situación de los derechos humanos.

Asimismo el Consejo condenó enérgicamente las violaciones y los graves abusos de los derechos humanos perpetrados por todos los actores en el país africano, así como el uso excesivo de la fuerza por las tropas de seguridad contra los manifestantes y otros civiles.

El Consejo condenó los actos violentos de venganza, incluyendo asesinatos selectivos, así como el clima de impunidad en el que se cometieron estos actos.

De igual forma repudió las declaraciones incendiarias de algunos actores en el país.

El Consejo exhortó a las autoridades de Burundi a proteger a las personas contra los actos de intimidación y violencia, promover la rendición de cuentas de forma transparente, y llevar a cabo investigaciones exhaustivas e independientes de violaciones graves y abusos de los derechos humanos.

Esta mañana el Alto de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Zeid Ra'ad Al Hussein, expresó alarma por la espiral de odio y violencia en la que se ha sumergido ese país.

Al abrir esta mañana la sesión especial del Consejo de Derechos Humanos (CoDH) sobre la situación en Burundi, Zeid advirtió sobre la posible regionalización de la crisis en esa nación.

Zeid deploró la espiral de violencia y odio en la que cayó el país a raíz de que el presidente Pierre Nkurunziza anunció su decisión de presentarse a un tercer mandato en 2014 en clara violación a la Constitución del país.

En junio pasado, el presidente salió electo en comicios polémicos y muy criticados, ya que se teme que fueron arreglados por las autoridades para darle la victoria a Nkurunziza.

A partir de estos hechos, el gobierno inició una fuerte represión contra los que se oponían a la reelección y las hostilidades han escalado hasta el grado de haber temores de que pueda cometerse un genocidio, según el relator especial de la ONU sobre prevención del genocidio, Adama Dieng.