Menores vulnerables viven una mágica Navidad en Reynosa

Como en un cuento o película de Disney, más de 600 niños de este municipio, entre ellos 75 en con diversas enfermedades y capacidades diferentes disfrutaron de diversas actividades alusivas a la...

Como en un cuento o película de Disney, más de 600 niños de este municipio, entre ellos 75 en con diversas enfermedades y capacidades diferentes disfrutaron de diversas actividades alusivas a la Navidad.

Coloridos adornos, globos, música, duendes, Santa Claus y sus ayudantes y sin faltar los tradicionales juguetes, fue el escenario para que los menores de edad vivieran por unas horas en un mundo de fantasía, tal vez inimaginable para la mayoría de ellos.

En el evento, en la sede del Sindicato Autónomo de la industria Maquiladora en Reynosa fue modificada y transformada a un mundo donde la Navidad y sus personajes cobraron vida con la única intención de hacer pasar un rato ameno y alegre a los más de 600 menores.

Desde temprana hora fueron llegando grupos de 80 niños, quienes en primer término pasaban a la biblioteca del sindicato, en donde duendes y auxiliares de Santa Claus leían historias y leyendas alusivas a la Navidad.

Posteriormente, eran trasladados al auditorio, en donde a través de una obra de teatro se les enseñaba el significado de celebrar la Navidad.

Después pasaban a un área en donde se instaló una fábrica de juguetes, donde los menores, con la ayuda de los duendes,, realizaban diversos artículos para jugar y al concluir eran llevados a tomarse la foto y entregar la carta a Santa Claus, quien tenía como escenografía luces, globos, bastones y regalos para cumplir los gustos más exigentes.

Rosa María Leal López, madre de un menor con discapacidad, agradeció la realización de este tipo de eventos que permiten a los niños tener momentos de diversión, degustar alimentos y echar a volar su imaginación y fantasía con los personajes que estuvieron presentes y le dieron sentido la celebración.

"Mi hijo difícilmente se hubiera tomado la foto con Santa Claus en algún centro comercial pues carecemos de recursos y medios para poder llevarlo debido al problema de salud que enfrenta desde hace varios años y que lo mantiene en sillas de ruedas", dijo.

Algunos niños como Juan Antonio de 10 años, Camila de seis, Sofía de 5 y Ricardo de 9 años manifestaron su alegría por poder participar en la fabricación de juguetes, presenciar el show de payasos y sobre todo poder llevarse un regalo.

Muñecas, carritos eléctricos, bicicletas, balones, princesas y diversos personajes de súper héroes entre otros juguetes fueron sorteados entre los más de 600 menores quienes además se llevaron su bolsita de dulces y fotografía con Santa Claus.

Así como la experiencia de haber vivido un día de magia e ilusión al lado de los personajes navideños, que por un momento les hicieron olvidar sus enfermedades, discapacidades y problemas sociales y económicos.

Alberto Lara, secretario general adjunto del Sindicato Autónomo de la Industria Maquiladora, dijo que este evento fue posible gracias a la participación del personal que labora en el gremio, los delegados, sus familiares y a las 83 empresas maquiladoras que donaron juguetes y regalos.

"Quisimos hacer algo diferente que quede grabado en la memoria de estos niños, quienes por diversas circunstancias entre ellas de salud, económicas y sociales no pueden festejar la Navidad como lo hacen otros niños", dijo a Notimex.

"Como sindicato creamos recientemente una Fundación a través de la cual apoyamos con diversos programas a 17 niños con cáncer y a otros que enfrentan otro tipo de enfermedades así como aquellos que en sus casas difícilmente podrán tener un festejo navideño debido a que son familias de escasos recursos", apuntó.

En tanto Miguel Tirzo, líder del sindicato, explicó a Notimex que la dinámica del evento navideño busco ir más allá de la entrega de regalos, dulces y quebrar una piñata.