Los pueblos mágicos de Bacalar, Tulum e Isla Mujeres recibieron en el último año a más de dos millones 800 mil visitantes y registraron ocupación hotelera que osciló entre el 50.4 y 78.8 por ciento de su capacidad, informó la Secretaría estatal de Turismo (Sedetur).

En un comunicado, la dependencia precisó que la afluencia de paseantes permite la consolidación de Quintana Roo como potencia turística regional.

Además, en dos años se registró una derrama superior a un mil 99 millones de dólares.

De acuerdo con un reporte de la Sedetur, Bacalar recibió en el año de 2017 a casi 50 mil visitantes y su ocupación hotelera fue de 50.4 por ciento, dejando una derrama económica de siete millones 900 mil dólares.

Isla Mujeres mantuvo una afluencia de más de 500 mil visitantes, con una ocupación hotelera del 64.8 por ciento y una derrama económica de 134 millones 570 mil dólares.

Por su parte, Tulum registró dos millones 207 mil paseantes, una ocupación hotelera del 78.8 por ciento y una derrama económica de 957 millones 40 mil dólares, con lo que el turismo de Pueblos Mágicos se consolida como una actividad sustentable y rentable.

Hipólito Jiménez, de la localidad de Bacalar, señaló que el turismo es una actividad muy importante, porque permite llevar beneficios a los hogares.

“Aquí, en Quintana Roo, tenemos innumerables sitios para el turista, sobre todo en el sur del estado, donde la demanda ha crecido por la promoción que realizan los gobiernos federal y estatal, así como los empresarios”, afirmó.

A su vez, María Isabel Silva Álvarez, también de Bacalar, comentó que el turismo es muy importante para el sur de la entidad ya que trae recursos y genera empleo.

"Aquí llega gente de Belice y de Estados Unidos, principalmente, lo que representa una buena derrama económica.”

Un Pueblo Mágico es una localidad que, a través del tiempo y ante la modernidad, ha conservado, valorado y defendido su herencia histórica, cultural y natural; y la manifiesta en diversas expresiones mediante su patrimonio tangible e intangible.