Yanoel, prepara muestra de Tatuajes sin tinta para romper mitos del cánc

Los Tatuajes sin tinta, son las cicatrices en el cuerpo o en el alma que ha dejado el cáncer de mama, así lo explica la artista plástica Yanoel Morales, quien explora en los sentimientos y...

Los Tatuajes sin tinta, son las cicatrices en el cuerpo o en el alma que ha dejado el cáncer de mama, así lo explica la artista plástica Yanoel Morales, quien explora en los sentimientos y experiencias de las sobrevivientes y pacientes a fin de romper los mitos que conlleva la enfermedad.

De esta manera, Yanoel, busca sensibilizar a la población respecto a los estereotipos relacionados con el cáncer de mama tales como la apariencia, la edad, la maternidad y la sexualidad a través de una muestra fotográfica, intervenciones y la recolección de brasieres que formarán parte de un proyecto artístico para erradicar el miedo y con ello se permita la detección temprana de esta enfermedad que es la primera causa de muerte en mujeres mexicanas mayores de 25 años.

La muestra contempla la exhibición de 30 imágenes en la intimidad del hogar y la vida de 10 personas que han padecido la enfermedad durante y después de tratamientos como quimioterapia, radiación y reconstrucción.

De esta manera, la soledad, las dificultades del tratamiento, el rechazo pero también la unión, la solidaridad, la importancia de la familia y el valor de la vida serán protagonistas de la exposición que será inaugurada el 28 de septiembre en la galería principal del Museo Universitario Leopoldo Flores en Toluca, Estado de México.

Durante una plática posterior a la sesión fotográfica, las modelos reconocen las dificultades que han padecido por la enfermedad entre ellas la discriminación al ser rechazadas en sus empleos o bien por sus parejas y también de la fortaleza que recobran tras su recuperación.

“Esta enfermedad me cambio la vida, soy otra persona mucho más fuerte”, explica Fernanda. “Me dejó mi esposo con dos hijos pero eso no es importante en comparación con la vida que gané después de la enfermedad”, abunda Marisol.

Para ellas perder uno o los dos senos les dio la posibilidad de vivir y de estar con sus seres queridos, además de experimentar cada día como una nueva oportunidad, “un día después de un tratamiento difícil escuché un pájaro y eso me alegró como nunca antes porque sabía que cada día es una nueva oportunidad para volver a escucharlos”, recuerda Verónica.

En tanto, Jimena recomienda, “vivir un día a la vez, después del cáncer no vuelves a tener la misma vida, pero eso es muchas veces para bien, te permite arriesgarte e intentar nuevas cosas”.

Con motivo de la muestra y previo al Día Internacional del Cáncer de Mama a conmemorarse el 19 de octubre, Yanoel y el grupo de modelos impulsa la campaña #Braporti que busca la donación de brasieres como un conducto que acerque a las sobrevivientes y pacientes con otros hombres y mujeres para que conozcan la enfermedad y consideren las medidas de detección temprana.

Para el montaje, Yanoel, quien ha participado en campañas como “Mi lucha es rosa” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y cuya obra ha estado expuesta en lugares como Paseo de la Reforma y la explanada del Auditorio Nacional busca donativos para la impresión en gran formato de las imágenes.