Europa adopta presupuesto récord para ayuda humanitaria en 2016

La Unión Europea (UE) tendrá en 2016 un presupuesto para ayudas humanitarias de 1.1 mil millones de euros (1.2 mil millones de dólares), el más elevado de su historia.La decisión tiene en cuenta los...

La Unión Europea (UE) tendrá en 2016 un presupuesto para ayudas humanitarias de 1.1 mil millones de euros (1.2 mil millones de dólares), el más elevado de su historia.

La decisión tiene en cuenta los "trágicamente elevados niveles de necesidades" en todo el mundo, justificó el comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides.

"Las necesidades humanitarias globales están en aumento debido al creciente número de refugiados y desplazados por conflictos armados, al creciente impacto de desastres naturales, del cambio climático y de la crisis económica", señaló.

El monto anunciado incluye 300 millones de euros (unos 321 millones de dólares) para los afectados por la violencia en Siria e Irak, además de fondos para las víctimas de los conflictos en Ucrania y Sudán del Sur.

También ayudará a ciudadanos vulnerables perjudicados por las llamadas crisis olvidadas, como el conflicto armado en Colombia, Myanmar y Afganistán.

Se dará prioridad a la financiación de la educación en situaciones de emergencia, que pasará a recibir 4.0 por ciento del presupuesto total, frente a 1.0 por ciento actualmente.

La Comisión Europea (CE) mantendrá en reserva otros 189 millones de euros (alrededor de 202 millones de dólares) para responder a catástrofes inesperadas, como terremotos e inundaciones, o al empeoramiento de una determinada crisis.

El presupuesto previsto por la UE puede beneficiar a más de 120 millones de personas, de acuerdo con la CE.

Pese a la cifra récord, Stylianides consideró que la ayuda europea no es suficiente y urgió a la comunidad internacional a también aumentar sus contribuciones.

"Desde la crisis de los refugiados al impacto de los desastres naturales, hace falta una respuesta global más fuerte", afirmó.

El comisario señaló, igualmente, que es cada vez más peligroso acceder a los necesitados para repartir ayuda humanitaria.