Policía italiana desmantela clan mafioso comandado por una mujer

Un clan de la Cosa Nostra, la mafia siciliana, comandado por una mujer fue desmantelado hoy con el arresto de 38 personas en las ciudades italianas de Palermo, Roma, Milán y Nápoles, informaron las...

Un clan de la Cosa Nostra, la mafia siciliana, comandado por una mujer fue desmantelado hoy con el arresto de 38 personas en las ciudades italianas de Palermo, Roma, Milán y Nápoles, informaron las fuerzas del orden.

En declaraciones a los medios, el comandante de los carabineros de Palermo, Sicilia, Giuseppe De Riggi, confirmó que el clan de Porta Nova de esa ciudad era comandado por Teresa Marino, de 38 años, esposa del "capo" Tommaso Lo Presti, encarcelado desde el año pasado.

Según De Riggi, la mujer manejaba todas las actividades criminales del grupo mafioso siguiendo las directivas que el marido le hacía llegar desde la prisión.

Marino era también tesorera de las cuentas del clan y lograba imponerse en un ambiente dominado por los hombres.

En particular, guiaba los negocios con el tráfico de droga y se encargaba de mantener a las familias de los mafiosos detenidos.

"El rol de jefe del clan de la mujer del capo Lo Presti demuestra que los tiempos han cambiado y que también dentro de Cosa Nostra existe la paridad de género", ironizó el fiscal adjunto de Palermo, Leonardo Agueci.

Precisó, sin embargo, que Marino se impuso al frente del clan de Porta Nova como esposa de Lo Presti y no por "méritos" propios.

De Riggi explicó que el papel de la mujer al frente del grupo criminal fue comprobado gracias a las interceptaciones telefónicas y ambientales de sus conversaciones.

"Ella aconsejaba a las esposas de los mafiosos detenidos no llorar frente al juez y demostrar ser dignamente mafiosas", dijo el comandante.

Madre de cinco hijos, Teresa Marino "es una mujer importante de Cosa Nostra y la señal de una criminalidad organizada que logra encontrar el modo de ejercer su poder con autoridad", añadió.

La carrera criminal de la mujer terminó, sin embargo, con el operativo de esta mañana en el que fueron detenidas 38 personas en Palermo, Roma, Milán y Nápoles por órdenes de la Dirección Antimafia palermitana.

Los arrestados fueron acusados de asociación mafiosa, extorsión, tráfico de droga, amenazas, violencia y portación de armas, entre otros delitos.

El principal negocio del clan desmantelado era el tráfico de cocaína que arribaba desde Sudamérica, en particular de Argentina.