Modifican disposiciones aplicables a las instituciones de crédito.

La Secretaría de Hacienda publicó en el Diario Oficial de la Federación diversas modificaciones a las disposiciones generales aplicables a las instituciones de crédito.En una resolución, la...

La Secretaría de Hacienda publicó en el Diario Oficial de la Federación diversas modificaciones a las disposiciones generales aplicables a las instituciones de crédito.

En una resolución, la dependencia destaca la conveniencia de ajustar la metodología general para la calificación de la cartera crediticia de consumo correspondiente a operaciones de tarjeta de crédito y otros créditos revolventes.

Lo anterior, explica, para calcular con mayor precisión las reservas que las instituciones de crédito deberán constituir, tomando en cuenta los posibles riesgos relacionados con el comportamiento de pago y nivel de endeudamiento de sus acreditados.

Señala que lo anterior es acorde al modelo de pérdida esperada que es la base de la metodología para la calificación de la cartera crediticia, procurando así la adecuada solvencia y estabilidad de las propias instituciones de crédito.

Resalta la necesidad de incluir nuevas variables como el tiempo que el acreditado ha sido cliente de la institución, el saldo del crédito y la información contenida en los reportes emitidos por las sociedades de información crediticia relativos a las operaciones que dichas personas celebren con instituciones de crédito, a fin de que dichas entidades financieras cuenten con información que contribuya a un mejor cálculo de las reservas.

Subraya que es una sana práctica para la calificación de cartera crediticia y la constitución de las reservas que las instituciones de crédito cuenten con la mayor información posible con respecto a sus acreditados.

Ante ello, estima indispensable que estas instituciones conozcan su nivel de endeudamiento reflejado con precisión y considerando la exhaustividad de la información relacionada que pudieren proporcionar las sociedades de información crediticia.

En el documento, vigente a partir de abril de 2016, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) establece que las instituciones de crédito deberán tener constituido el ciento por ciento del monto de las estimaciones preventivas para riesgos crediticios correspondientes a cartera de consumo relativas a operaciones con tarjetas de crédito.

Indica que las instituciones de crédito deberán revelar en los estados financieros del segundo y tercer trimestres, y en el anual para el ejercicio de 2016, así como en cualquier comunicado público de información financiera.